;

Zarandeados para el servicio

Description

El Señor hará lo que sea para poner al descubierto lo que no sirve en nosotros.

Leer 2 Crónicas 32:1-31

De una u otra forma, todos estamos siendo zarandeados por medio de las circunstancias que Dios permite en nuestra vida. Ser zarandeados por una prueba nunca es cómodo, porque pone al descubierto la paja que llevamos dentro. Y cada paja está destinada al fuego que nunca se sacia. El Señor hará lo que sea para poner al descubierto esta paja y consumirla. Rara vez sabemos dónde acecha, hasta que Dios nos la muestra y nos da la oportunidad de encargarnos de ella.

El rey Ezequías tuvo esa oportunidad en el pináculo de su asombrosa carrera. Acababa de presenciar la espectacular victoria del Señor sobre Senaquerib y el ejército asirio. Después de eso, Dios lo sanó de una enfermedad mortal y Ezequías recibió también una señal sobrenatural —la sombra retrocedió diez grados en el reloj solar (Isaías 38:8).

Justo después de estos milagros, vinieron a él con halagos de Babilonia. ¿Se resistiría Ezequías a ceder al orgullo, o estaba demasiado obsesionado por su propia importancia? El registro sagrado dice: “En el asunto de los enviados por los gobernantes de Babilonia … Dios lo dejó, para probarle, para hacer conocer todo lo que estaba en su corazón” (2 Crónicas 32:31 LBLA). Como resultado de esta prueba, se reveló la paja de su presunción.

¿Alguna vez se ha sentido usted abandonado por Dios? Peor aún, ¿siente a veces que está siendo zarandeado por Satanás? Sí, el enemigo también nos hace pasar por el tamiz, pero recuerde que Jesucristo ora por usted. Además, el aventador está en la mano del Señor, por lo que ni un cabello suyo perecerá (Lucas 3.17; 21.18).

Related
Mueve los montes de tu vida
Edurne Mencía
El poder de la fe
Primeros15
Un arma espiritual
Pastor Mao
Todo lo puedes
Primeros15
Un pequeño desastre
Cristo Para Todas Las Naciones
Follow Us

Want to access more exclusive iDisciple content?

Upgrade to a Giving Membership today!

Already a member? Login to iDisciple