¡Ya has ganado la carrera!

Description

Llenarnos de fe nos lleva a la victoria aún antes de haber comenzado la carrera.

“Él da esfuerzo al cansado, y multiplica las fuerzas al que no tiene ningunas. Los muchachos se fatigan y se cansan, los jóvenes flaquean y caen; pero los que esperan a Jehová tendrán nuevas fuerzas; levantarán alas como las águilas; correrán, y no se cansarán; caminarán, y no se fatigarán” (Isaías 40:29-31).

“correrán, y no se cansarán...”

La vida es muy a menudo como una carrera. Una carrera:

- Contra el tiempo que pasa.

- Para ganarse la vida.

- Para dar respuesta a las necesidades.

- Para comprar y vender.

Solo que debemos tener cuidado, ya que esa carrera puede llegar a ser muy agotadora y conducirnos al final hacia un burn-out, es decir, a una situación de estrés tan grande que no seamos capaces de gestionar y nos conduzca a la depresión.

Para ganar esta carrera, tenemos que seguir avanzando, pero solo podemos hacerlo cuando tenemos nuestros ojos puestos en Jesús. Esto es lo que nos dice la Biblia: “Por tanto, nosotros también, teniendo en derredor nuestro tan grande nube de testigos, despojémonos de todo peso y del pecado que nos asedia, y corramos con paciencia la carrera que tenemos por delante, puestos los ojos en Jesús, el autor y consumador de la fe, el cual por el gozo puesto delante de él sufrió la cruz, menospreciando el oprobio, y se sentó a la diestra del trono de Dios” (Hebreos 12:1-2).

Cuando volvemos nuestra mirada hacia Jesús, Él hace renacer la fe en nosotros y la perfecciona. Eso no hace la carrera más fácil, pero sí más soportable, y, sobre todo, ¡nos da las fuerzas para llegar a ser vencedores!

Si ya no tienes casi fe en Dios, estás doblemente vencido en la carrera de la vida. Pero si estás lleno de fe, has vencido incluso antes de haber comenzado.

Te será hecho según tu fe. Si tienes confianza en el Señor, no te hundirás en tu cansancio, sino que volverás a levantarte y continuarás tu carrera con nuevas fuerzas.

Hoy, oro para que puedas seguir adelante y la termines con gozo, como decía el apóstol Pablo: “con tal que acabe mi carrera con gozo, y el ministerio que recibí del Señor Jesús” (Hechos 20:24).

Que Dios bendiga tu vida hoy y siempre.

Gracias por existir,
Eric Célérier

Please register for a free account to view this content

We hope you have enjoyed the 10 discipleship resources you have read in the last 30 days.
You have exceeded your 10 piece content limit.
Create a free account today to keep fueling your spiritual journey!

Already a member? Login to iDisciple

Related
Cosas que no puedo controlar
Edurne Mencía
Problemas hechos a la medida
Cathy Scheraldi de Núñez
El seminario del sufrimiento
John Piper
Ninguna preocupación
Bayless Conley
Más claro y más lejos
Pastor Mao
Follow Us

Want to access more exclusive iDisciple content?

Upgrade to a Giving Membership today!

Already a member? Login to iDisciple