Viviendo valientemente

Description

Dios te está llamando a una vida mucho más grande y más importante que la comodidad y el placer mundano.

Pasaje Bíblico: “Ya te lo he ordenado: ¡Sé fuerte y valiente! ¡No tengas miedo ni te desanimes! Porque el Señor tu Dios te acompañará dondequiera que vayas” – Josué 1:9 

Vivir como un auténtico discípulo de Jesús es vivir con valentía. Jesús no nos llamó a una vida de retroceso. No se nos manda a que nos quedemos al margen de las cosas. Nuestro llamado no está apuntado a buscar consuelo, estabilidad, aprobación de otros o estatus social. Se nos ha llamado a amar incondicionalmente, a dar sacrificadamente, a obedecerlo sin reservas y a vivir con valentía.

En Juan 15:19 Jesús claramente dice: “Si fueran del mundo, el mundo los amaría como a los suyos. Pero ustedes no son del mundo, sino que yo los he escogido de entre el mundo. Por eso el mundo los aborrece”. Ser de Dios y practicar las cosas de Dios resulta en una oposición directa y poderosa a las cosas del mundo y su gobernante, nuestro enemigo. Por esta razón, Dios ofrece aliento a los que enfrentan la prueba y viven con valentía. 1 Pedro 4:12-14 dice:

“Queridos hermanos, no se extrañen del fuego de la prueba que están soportando, como si fuera algo insólito.  Al contrario, alégrense de tener parte en los sufrimientos de Cristo, para que también sea inmensa su alegría cuando se revele la gloria de Cristo. Dichosos ustedes si los insultan por causa del nombre de Cristo, porque el glorioso Espíritu de Dios reposa sobre ustedes”.

Dios te está llamando a una vida mucho más grande y más importante que la comodidad y el placer mundano. Te está llamando a vivir por fe, creyendo que la verdadera bendición y el verdadero placer se encuentran solo en él. Te está llamando a salir de tus caminos anteriores y vivir de acuerdo con su voluntad para que puedas experimentar la plenitud de la vida en él.

Por esta razón, la Escritura dice en Josué 1:9: “Ya te lo he ordenado: ¡Sé fuerte y valiente! ¡No tengas miedo ni te desanimes! Porque el Señor tu Dios te acompañará dondequiera que vayas”. En medio de cualquier prueba puedes tener un consuelo tangible y trascendente en Dios. En medio de cualquier sufrimiento o dolor puedes encontrar reposo en los brazos amorosos de tu Padre celestial. Y ante la gran oposición puedes elegir vivir con valentía. Tu Dios está contigo. Él nunca te dejará. El coraje viene de reconocer la realidad y el poder de la cercanía de Dios.

Al terminar esta semana compartiendo el corazón de Dios, encuentra hoy el valor para amar audazmente a los demás. Tómate el tiempo para recibir el amor y la gracia incondicionales de Dios para que puedas compartirlo con un mundo que necesita desesperadamente un confort y una paz trascendentales. Vive valientemente hoy y observa cómo el cielo viene a la tierra a tu alrededor. Busca la vida y el amor solo en Dios. Que tu tiempo de oración guiada se llene con el aliento del Espíritu Santo y la palabra de Dios.

Guía de Oración:

1. Medita en el llamado de Dios para vivir con valentía. Reflexiona sobre su promesa de estar contigo siempre.

“Ya te lo he ordenado: ¡Sé fuerte y valiente! ¡No tengas miedo ni te desanimes! Porque el Señor tu Dios te acompañará dondequiera que vayas” – Josué 1:9

“Pero nosotros no somos de los que se vuelven atrás y acaban por perderse, sino de los que tienen fe y preservan su vida” – Hebreos 10:39

“Aun si voy por valles tenebrosos, no temo peligro alguno porque tú estás a mi lado; tu vara de pastor me reconforta” – Salmo 23:4

2. Evalúa tu propia vida. ¿De qué maneras estás buscando consuelo mundano en lugar de vivir valientemente en Dios? ¿Qué temores tienes acerca de compartir el corazón de Dios que se están interponiendo al coraje que él te da?

“La parte que cayó entre espinos son los que oyen, pero, con el correr del tiempo, los ahogan las preocupaciones, las riquezas y los placeres de esta vida, y no maduran” – Lucas 8:14

3. Acude a Dios con tus miedos y recibe aliento en él. Tómate tiempo para descansar en la presencia de Dios. Pídele su perspectiva sobre aquello que te impide compartir su corazón y vivir con valentía. Anota su respuesta.

“Pues Dios no nos ha dado un espíritu de timidez, sino de poder, de amor y de dominio propio” – 2 Timoteo 1:7

Cuando eliges responder al llamado de Dios con fe, debes saber que te llenará de coraje y audacia. Los discípulos no eran naturalmente personas valientes. Antes de la venida del Espíritu Santo eran débiles, egoístas y cobardes. Pero en Dios se hicieron fuertes. En Dios lograron lo imposible. En Dios fueron usados ​​para propósitos eternos que fructificaron hasta tal punto que tú y yo aún lo experimentamos. Decide hoy asociarte con Dios al ver su reino venir a la tierra a través de tu vida. Decide saltar y ser parte activa del despertar espiritual que está sucediendo a nuestro alrededor. Decide alejarte de las líneas fronterizas de la vida cristiana y comparte el corazón de Dios con todos aquellos a quienes él te guía. Que tu día esté lleno de audacia y coraje en el Espíritu Santo.

Lectura Complementaria: Lucas 8

Por Craig Denison

 

 

Please register for a free account to view this content

We hope you have enjoyed the 10 discipleship resources you have read in the last 30 days.
You have exceeded your 10 piece content limit.
Create a free account today to keep fueling your spiritual journey!

Already a member? Login to iDisciple

Related
Vive de acuerdo al nombre que el Cielo te dio (Parte 5)
Alejandro Escobedo
Cuando el plan de Dios no tiene sentido
Bayless Conley
Empieza sin temor
Alejandra Carnival
Sueños y Visiones: Cómo saber si un sueño es de Dios
Andrés Spyker
Enfocados en el futuro
Pastor Mao
Follow Us

Want to access more exclusive iDisciple content?

Upgrade to a Giving Membership today!

Already a member? Login to iDisciple