Viendo más allá del quebrantamiento

Description

Si alguna vez queremos amar bien a los demás, debemos dedicarnos a hacerlo al nivel del corazón y no por lo que vemos en el exterior.

Pasaje Bíblico: “El Señor está cerca de los quebrantados de corazón, y salva a los de espíritu abatido”. Salmo 34:18

Sin la perspectiva que nos da el Espíritu nuestro amor solo llegará hasta donde el ojo humano pueda ver. El quebrantamiento llega en todas las formas y maneras. Sin Jesús, el hombre o la mujer cubiertos de mugre en la esquina pidiendo ayuda están tan destrozados como el millonario que miente y engaña en su camino hacia la fama y la fortuna. Es solo que nuestro quebrantamiento toma diversas formas dependiendo de qué tentaciones y pruebas nos superen.

Jesús vio más allá del quebrantamiento de los corazones de los que lo rodeaban. Eligió amar y ministrar al interior de la persona en lugar de sentirse intimidado por los síntomas del pecado de quienes estaban a su alrededor. Vio en el corazón de la mujer en el pozo en Juan 4 y atendió sus fracasos causados ​​por matrimonios fallidos y su pecado sexual. Lo vemos hablar al interior del recaudador de impuestos rico, Zaqueo en Lucas 19, a quien ama pasando tiempo con él cuando nadie más lo haría.

Si alguna vez queremos amar bien a los demás, debemos dedicarnos a hacerlo al nivel del corazón. Tenemos que cuidar y hablar directamente al núcleo de sus heridas en lugar de rechazarlos por sus problemas exteriores. Romanos 15:1-5 dice:

“Los fuertes en la fe debemos apoyar a los débiles, en vez de hacer lo que nos agrada. Cada uno debe agradar al prójimo para su bien, con el fin de edificarlo. Porque ni siquiera Cristo se agradó a sí mismo, sino que, como está escrito: ‘Sobre mí han recaído los insultos de tus detractores’. De hecho, todo lo que se escribió en el pasado se escribió para enseñarnos, a fin de que, alentados por las Escrituras, perseveremos en mantener nuestra esperanza. Que el Dios que infunde aliento y perseverancia les conceda vivir juntos en armonía, conforme al ejemplo de Cristo Jesús”.

Debemos seguir el ejemplo de Jesús y amar a los que nadie ama. Debemos tomar en cuenta a los marginados, huérfanos, viudas, pobres, orgullosos, arrogantes y egoístas. Debemos tener el corazón de nuestro Padre para los enemigos, los extraños, los socialmente inaceptables y los abatidos. Si no los amamos, ¿quién lo hará? Si no hablamos y proporcionamos amor donde las heridas profundas causaron tanto daño, ¿quién lo hará? Si no revelamos el corazón de nuestro Padre, ¿quién lo hará?

El Salmo 34:18 dice: “El Señor está cerca de los quebrantados de corazón, y salva a los de espíritu abatido”.  Que al entrar en la oración guiada hoy descubras el amor incondicional que tu Padre celestial tiene hacia los quebrantados.

Guía de Oración:

1. Medita sobre la importancia de ver el quebrantamiento del pasado en el corazón de quienes te rodean. Permite que hoy la Biblia te llene con el deseo y el propósito de amar bien a las personas.

“Por lo tanto, esforcémonos por promover todo lo que conduzca a la paz y a la mutua edificación”. Romanos 14:19

“Preocupémonos los unos por los otros, a fin de estimularnos al amor y a las buenas obras. No dejemos de congregarnos, como acostumbran hacerlo algunos, sino animémonos unos a otros, y con mayor razón ahora que vemos que aquel día se acerca”. Hebreos 10:24-25

2. ¿Hay alguien cuyo quebrantamiento fue precisamente lo que te ha impedido amarlo? ¿Quién puede estar necesitando desesperadamente un toque de Dios como para que Él te llene hoy con la capacidad de ministrarlo?

3. Pídele al Señor tener un corazón parecido al suyo para sentir amor por esa persona. Pídele a Dios que te dé un entendimiento especial sobre qué herida específicamente él quiere ministrar. Pídele que hoy te dé una visión creativa sobre cómo amar bien.

“El Señor está cerca de los quebrantados de corazón, y salva a los de espíritu abatido”. Salmo 34:18

A menudo amar bien a alguien puede ser tan simple como desviar tu camino para saludar, hacer una pregunta amable o hacer un comentario edificante. Muchas personas solo necesitan saber que alguien se preocupa por ellos y los mira al corazón. Que el Señor te use hoy de maneras poderosas para atraer a otros a sí mismo.

Lectura Complementaria: Juan 4

Por Craig Denison

Please register for a free account to view this content

We hope you have enjoyed the 10 discipleship resources you have read in the last 30 days.
You have exceeded your 10 piece content limit.
Create a free account today to keep fueling your spiritual journey!

Already a member? Login to iDisciple

Related
Cuidar el uno del otro
Larry Burkett
Revolución de amor (Parte 2)
Chris Mendez
Revolución de amor (Parte 1)
Chris Mendez
Ve y haz tú lo mismo
Alejandro Escobedo
El cambio es posible
John Piper
Follow Us

Want to access more exclusive iDisciple content?

Upgrade to a Giving Membership today!

Already a member? Login to iDisciple