Verlo con el corazón

Description

La humildad en nuestro corazón abre la puerta para que podamos tener un encuentro directo con Dios.

De cierto les digo, que si ustedes no cambian y se vuelven como niños, no entrarán en el reino de los cielos. – Mateo 18:3

Los voluntarios y empleados de las oficinas de Cristo Para Todas Las Naciones en Líbano recientemente distribuyeron biblias y paquetes de comida a las personas del sur de ese país que no cuentan con recursos económicos. En una de las iglesias, el pastor invitó a las personas a que se acercaran, diciéndoles: "Vengan, Jesús está aquí dispuesto a curar las heridas, a consolar a los afligidos, y a sanar los corazones lastimados."

En respuesta a la invitación del pastor, un niño de nueve años llamado Ibrahim, quien era refugiado de la guerra Israel-Hezbollah ocurrida en 2006, se acercó y le preguntó: "¿Él realmente está aquí? ¿El maestro Cristo esta realmente aquí?" A lo que uno de los voluntarios de CPTLN le respondió: "Sí, él está aquí. Y aunque no lo podemos ver con nuestros ojos, sí lo vemos con nuestro corazón."

Ibrahim preguntó si Jesús podría estar sentado junto a él. El voluntario dijo: "No sólo puede estar sentado a tu lado, sino que quiere también estar en tu corazón." Ibrahim dijo que quería conocer a Dios y confiar en él completamente. Gracias a la misericordia de Dios, Ibrahim confesó sus pecados y reconoció a Jesucristo como su Señor y Salvador.

ORACIÓN: Amado Señor, concédenos la humildad de un niño a fin de que nuestra fe y confianza en tu amor sea de tu aprobación. Asimismo, que la inocencia de los niños domine nuestro corazón para que podamos sentir tu presencia en todo momento. Amén.

Por: Michel Matar

Please register for a free account to view this content

We hope you have enjoyed the 10 discipleship resources you have read in the last 30 days.
You have exceeded your 10 piece content limit.
Create a free account today to keep fueling your spiritual journey!

Already a member? Login to iDisciple

Related
Clave #4 para la oración eficaz – de acuerdo a la voluntad de Dios
Bayless Conley
Las condiciones para una oración contestada
Bayless Conley
Las respuestas perfectas a nuestras oraciones
Cathy Scheraldi de Núñez
(Lucas 11:1-23) Jesús y la oración
LUMO
Búsqueda exitosa
Pastor Mao
Follow Us

Want to access more exclusive iDisciple content?

Upgrade to a Giving Membership today!

Already a member? Login to iDisciple