;

Verdaderamente libres

Description

Vivir en un lugar donde se puede adorar libremente a Dios es una razón más que suficiente para estar constantemente agradecidos.

Así que, si el Hijo los liberta, serán verdaderamente libres. Yo sé que ustedes son descendientes de Abrahán; pero intentan matarme porque mi palabra no halla cabida en ustedes. – Juan 8:36

Durante el último mes he tenido la oportunidad de compartir la historia de salvación con hermanos en Canadá, Texas, California, Pennsylvania y varios otros lugares.

En cada uno de esos lugares me he encontrado con personas, tanto republicanos como demócratas, canadienses o norteamericanos, que tienen una cosa en común: todos están cansados de las agendas de los políticos.

Razón por la cual es bueno que, quienes vivimos en Estados Unidos, este país libre que Dios nos ha dado, recibamos un recordatorio de ser agradecidos a Dios.

En este caso, el recordatorio nos viene de Afganistán con la historia de Parwez Kambakhsh. Parwez es un estudiante universitario y reportero de tiempo parcial en un periódico, que compartió un artículo de la Internet acerca de los derechos de la mujer en el Islam.

Por hacer eso, Parwez fue arrestado y encarcelado sin ser acusado y sin tener acceso a un abogado. Eventualmente le hicieron un juicio secreto, lo condenaron por blasfemia y lo sentenciaron a muerte.

¿Cuál fue la reacción a su condena a la pena de muerte? A los periodistas que defendían a Parwez les dijeron que, si lo seguían defendiendo, les iba a pasar lo mismo que a él. Se hicieron manifestaciones de apoyo a la decisión de la corte y clérigos prominentes dijeron que Parwez merecía ser ejecutado por haber violado las enseñanzas del Islam.

No es que yo siempre esté de acuerdo ni contento con la forma en que se hacen las cosas en mi país... y por cierto no me gusta la forma despectiva en que muchos tratan al Señor...

... pero hoy doy gracias por este país. Y cuando llegue el momento de votar, voy a votar por la persona que creo va a ser el mejor líder para nuestra nación.

... en el futuro trataré de recordar y alegrarme porque vivo en una tierra en la que puedo adorar al Salvador quien, a través de su sufrimiento, muerte y resurrección, me ha liberado de la Ley.

Si como yo usted está cansado de los políticos, aquí va una sugerencia: cada vez que vea o escuche a uno, déle gracias a Dios por todo lo que nos ha dado y pídale que bendiga a ese político.

ORACIÓN: Señor Jesús, perdóname por estar siempre quejándome por las cosas malas, y por no darte gracias por todas las cosas buenas. Ayúdame a ser un ciudadano fiel, y bendice nuestro país con líderes que reconozcan que todo lo bueno procede de ti. Amén.

Por: Pastor Ken Klaus

Related
¿Por qué adoramos?
El Lugar de Su Presencia
Las condiciones ideales para el fuego
Andrés Corson
El plan
Edurne Mencía
¡Adorémosle!
Violeta Guerra
Mi Tributo
Banda Conquistando Fronteras
Follow Us

Want to access more exclusive iDisciple content?

Upgrade to a Giving Membership today!

Already a member? Login to iDisciple