;

¿Vecino o enemigo?

Description

Amar a nuestros amigos es fácil, pero amar a nuestros enemigos... eso sí que es único.

"Pero a vosotros los que oís, os digo: Amad a vuestros enemigos, haced bien a los que os aborrecen, bendecid a los que os maldicen, orad por los que os calumnian", Lucas 6:27-28

Jesús definió la palabra "enemigo" como "cualquier persona con la que no nos llevamos". A la luz de esa definición, todos tenemos gente con la que trabajamos y vemos a diario pero con la cual no nos llevamos. Ellos pueden hacerte la vida imposible, pero, increíblemente, Jesucristo dijo: "Habéis oído que se dijo: 'Amarás a tu prójimo y odiarás a tu enemigo. Pero yo os digo: Amad a vuestros enemigos". Amar a nuestros amigos es fácil, pero amar a nuestros enemigos, eso sí que es único.

Al final de la Guerra Civil, muchos norteños estaban exigiendo que el Sur fuera castigado por la devastación que la guerra había causado a los Estados Unidos. En medio de esta discusión, un grupo visitó al presidente Lincoln en la Casa Blanca para hacerle ver que estaba siendo demasiado blando con el Sur. Un hombre se indignó tanto que golpeó el escritorio del señor Lincoln y le dijo: "Sr. Presidente, ¡creo en la destrucción de mis enemigos!"

El presidente Lincoln se sentó, reflexionó un momento, luego se levantó lentamente y esto fue lo que contesto: "¿No destruimos a nuestros enemigos cuando los hacemos amigos nuestros?" Esto es lo que Jesús quiso decir y ese tipo de amor puede literalmente cambiar el mundo.

¿Lo harás? ¿Es posible? Si lo quieres hacer, entonces, ¡a través de Jesús, tú puedes!

Related
Una raíz amarga
Dr. Charles Stanley
Veneno amargo
Dr. Charles Stanley
Cómo amar a las personas poco amorosas
Pastor Rick Warren
Familias restauradas
Osvaldo Carnival
Nunca falla: Me juró amor eterno
Andrés Spyker
Follow Us

Want to access more exclusive iDisciple content?

Upgrade to a Giving Membership today!

Already a member? Login to iDisciple