Usted es el templo de Dios (Parte 24)

Description

El autocontrol en la forma de usar la boca no debe ser sólo para hablar, también para comer.

Los alimentos

En ocasiones todos comemos en exceso, ya sea en una fiesta familiar o una gran celebración personal. Pero cuando la ingestión se desequilibra no podemos detenernos. Cuando regularmente comemos más de lo que quemamos, empezamos a destruir poco a poco nuestros templos. El exceso de peso desgasta las articulaciones, expone a la diabetes, recarga inútilmente el corazón y obstruye las arterias con grasa y colesterol.

La gula (vivir para comer, contando los minutos para la próxima comida) ha sido reconocida por algunos cristianos como uno de los siete "pecados capitales". Todos debemos cultivar el autocontrol en la forma de usar la boca para hablar y también para comer.

“Si, pues, coméis o bebéis o hacéis otra cosa, hacedlo todo para la gloria de Dios” (1 Corintios 10:31). Comience y termine sus comidas con oración. Reciba el alimento como la respuesta de Dios a su petición del pan de cada día. Desarrolle hábitos de disciplina y control de lo que come. Pida ayuda si la necesita. Dios no exige que usted y todos Sus hijos sean necesariamente flacos, pero sí quiere que coman para estar saludables.

Please register for a free account to view this content

We hope you have enjoyed the 10 discipleship resources you have read in the last 30 days.
You have exceeded your 10 piece content limit.
Create a free account today to keep fueling your spiritual journey!

Already a member? Login to iDisciple

Related
Mentira #4: Usted es suficientemente bueno para Dios
Mark Jeske
Espere la recompensa de Dios
Mark Jeske
Emmanuel: Dios con nosotros
Mark Jeske
Depresión y Soledad
Mark Jeske
Dinero y presión
Mark Jeske
Follow Us

Want to access more exclusive iDisciple content?

Upgrade to a Giving Membership today!

Already a member? Login to iDisciple