;

Usted es el templo de Dios (Parte 22)

Description

Dios nos da la libertad de tomar decisiones sobre nuestro cuerpo, pero no la libertad de destruirlo.

El alcohol

¿Usted toma? ¿Sus amigos toman? ¿Sus padres? ¿Ha tenido experiencias buenas o malas con el alcohol en su vida?

Dios creó la fermentación y la destilación para el beneficio de las personas. El Señor Jesús no sólo asistió a una boda donde se servía el vino, también creó otros 120 litros cuando se les acabó. Usó vino para un propósito no menos noble que ser uno de los dos elementos terrenales en su Santa Comunión.

Pero, como ocurre con todos los dones de Dios, se puede abusar del alcohol, y con frecuencia así sucede. La gente del mundo antiguo (como Noé) descubrió la manera de emborracharse no mucho después de descubrir la fermentación básica. Dios odia la borrachera: “Manifiestas son las obras de la carne: …borracheras… os advierto, los que practican tales cosas no heredarán el reino de Dios” (Gálatas 5:19-21).

El abuso del alcohol puede destruir familias, trabajos y cuerpos. También puede destruir el alma.

Dios lo trata como a un adulto espiritual; le da mucha libertad en sus decisiones. Pero no tiene la libertad de hacerle daño a su templo ni a otros. Decida con cuidado.

Related
Dios controla la naturaleza
Mark Jeske
Ángeles servidores
Mark Jeske
Cuerpos glorificados
Mark Jeske
"¿Qué están haciendo ellos aquí?"
Mark Jeske
Autocontrol
Mark Jeske
Follow Us

Want to access more exclusive iDisciple content?

Upgrade to a Giving Membership today!

Already a member? Login to iDisciple