Usted es el templo de Dios (Parte 19)

Description

Cuidar del templo de Dios es también proteger el corazón de fantasías amorosas.

Viva en la realidad, no en fantasía

No sólo los hombres se entregan a fantasías riesgosas o destructivas, las mujeres también. Algunas mujeres tienen tanto deseo de un hogar y una familia que se van a vivir con un muchacho y pretenden que están casados. Soportan todo tipo de abusos, porque, aunque eso es muy malo, le temen más a la soledad.

Algunas mujeres no pueden resistirse a la fantasía de que su amor (o su encanto, o su determinación) pueden "rescatar" o domesticar a un chico malo. Tristemente, resulta que los chicos malos, en general, no quieren que los reformen.

Esta es la opinión de Dios: “No os unáis en yugo desigual con los incrédulos, porque ¿qué compañerismo tiene la justicia con la injusticia? ¿Y qué comunión, la luz con las tinieblas?” (2 Corintios 6:14).

¿Cómo puede usted saber si está viviendo una fantasía o en la realidad? Humíllese, escuche a Dios, escuche a su familia, escuche a sus amigos cristianos.

Related
Dios y mi iglesia
Mark Jeske
Dios y mis frustraciones
Mark Jeske
Dios y mis enemigos
Mark Jeske
Una actitud de servicio
Mark Jeske
Servir en mi Iglesia
Mark Jeske
Follow Us

Want to access more exclusive iDisciple content?

Upgrade to a Giving Membership today!

Already a member? Login to iDisciple