;

Usted es el templo de Dios (Parte 12)

Description

Dios no nos pide volvernos vegetarianos, pero nos pide cuidarnos de la forma que comemos.

Administre lo que come

Dios inventó la comida como combustible para la actividad corporal humana, como un evento social y, al darle sabor, para expresar Su bondad, lo que nos da no poco placer.

Pero es realmente sorprendente ver cuántas personas le dan otro uso a la comida: se “automedican” con ella cuando están bajo estrés (nada hace olvidar los problemas como una caja de donuts), la usan de recompensa por un trabajo duro o un logro, o para lucirse o aliviar la inseguridad induciendo a un coma alimenticio a los invitados a la cena.

Todos podríamos cuidar más lo que comemos. A veces comemos por aburrimiento, por presión social o solo por antojo de azúcar. Daniel y sus amigos decidieron ser muy cuidadosos con los alimentos que consumían: “Te ruego que hagas la prueba con tus siervos durante diez días: que nos den legumbres para comer y agua para beber. Y al cabo de los diez días pareció el rostro de ellos mejor y más robusto que el de los otros muchachos que comían de la porción de la comida del rey” (Daniel 1:12,15).

Dios no le exige que se convierta en vegetariano; pero piense en lo que va a poner en su boca hoy.

Related
La Armadura de Dios: El calzado del evangelio de la paz
Mark Jeske
Haga el bien a todos
Mark Jeske
No más lágrimas
Mark Jeske
Las luchas
Mark Jeske
Deje un legado
Mark Jeske
Follow Us

Want to access more exclusive iDisciple content?

Upgrade to a Giving Membership today!

Already a member? Login to iDisciple