Una vida rendida

Description

El camino hacia el propósito, la pasión, la alegría y la libertad prometida por Dios requiere que primero muramos a nosotros mismos.

Pasaje Bíblico: “Entren por la puerta estrecha. Porque es ancha la puerta y espacioso el camino que conduce a la destrucción, y muchos entran por ella. Pero estrecha es la puerta y angosto el camino que conduce a la vida, y son pocos los que la encuentran” – Mateo 7:13-14

Hay una vida disponible para nosotros como creyentes que pocos encuentran: una vida libre de cargas, miedos, aburrimiento y vacío. El problema es que el camino a esa vida requiere de un sacrificio total de nosotros mismos. El camino hacia el propósito, la pasión, la alegría y la libertad requiere que nos muramos a nosotros mismos cada hora de cada día. Jesús hizo que el camino hacia la libertad sea abierto y claro para nosotros. La Biblia sirve como el manual práctico perfecto para recorrer ese camino angosto. Y el Espíritu Santo sirve como la guía y el amigo perfecto para el camino. Tenemos todo lo que necesitamos a nuestra disposición; sin embargo, la mayoría de nosotros carecemos de la voluntad de sacrificarnos por completo para que las semillas de nuestra rendición den el fruto de una vida abundante.

Jesús nos pide perder nuestras vidas para ganar vida con Dios. En Mateo 10:39 él dice: "El que se aferre a su propia vida, la perderá, y el que renuncie a su propia vida por mi causa, la encontrará”. La única manera de que realmente encuentres vida abundante en Dios es entregando tu vida por él. De hecho, toda la creación da testimonio de esta verdad. Piensa por un segundo en aquellos que tratan de encontrar vidas abundantes por sí mismos en vez de buscarlas en Dios. Los humanos tienen un deseo insaciable de afecto, propósito, seguridad y amor. No importa cuán amada sea una persona por la sociedad, nunca es suficiente. No importa cuánto dinero gana una persona, siempre pueden ganar un poco más. No importa cuán motivada sea una persona, siempre podrían estar haciendo más. Estamos perdidos sin Dios.

Ver a estas personas me hace evaluar mi propia vida y buscar esas áreas que aún no he entregado a Dios. Pensar en su insaciable codicia por tener cada vez más, me hace buscar la mía. Necesito que mi vida tenga un propósito. Necesito ser amado, tener libertad y sentirme satisfecho. Experimento satisfacción solo en la medida en que he entregado mi vida a Dios. Dios no va a llenar lo que está cerrado a él. Él no fuerza su voluntad sobre nosotros. Por el contrario, espera pacientemente, indicándonos en silencio que perdamos nuestras vidas para poder prodigarnos una vida más grande y más llena de su bondad de lo que jamás podríamos haber imaginado.

Nuestro Padre anhela que seamos amados por completo. Anhela que estemos completamente seguros al confiar en él. Anhela que estemos completamente satisfechos. ¿Responderás a sus llamados hoy? ¿Elegirás confiar en él? Él es tan fiel… más fiel de lo que nunca sabremos realmente. No puedes contar todas las formas en las que desea amarte. La inmensa profundidad de su amor no tiene fondo. ¿Pero pasarás la vida tratando de buscarlo? Proverbios 25:2 dice: “Gloria de Dios es ocultar un asunto, y gloria de los reyes el investigarlo”. ¿Buscarás hoy las profundidades del amor de Dios? ¿Harás tanto espacio en tu corazón como sea posible para que él venga a vivir? ¿Perderás tu vida hoy para que puedas encontrarla en él? El camino es estrecho. Tomará trabajo. Tomará sacrificio. Tomará todo. Pero ganarás muchísimo más a cambio.

Escucha al Espíritu hoy mientras ingresas a la guía de oración y responde de cualquier manera que él te guíe.

Guía de Oración:

1. Tómate un minuto para calmar tu corazón y tu mente. Abre tus manos como una señal de estar listo para recibir cualquier cosa que Dios te muestre.

el Señor tu Dios está en medio de ti como guerrero victorioso. Se deleitará en ti con gozo, te renovará con su amor, se alegrará por ti con cantos” – Sofonías 3:17

2. Pídele al Señor que te muestre cualquier cosa en tu vida que no esté en su voluntad. Presta atención a todo lo que te venga a la mente. Podría ser una persona, lugar, cosa, hábito, un pensamiento recurrente, etc.

3. Entrega cualquier cosa en tu vida que no sea la voluntad de Dios para ti. Confiesa cualquier pecado que te esté reteniendo de la plenitud de la vida disponible para ti en Jesús. Pídele a Dios sabiduría para saber cómo terminar con una relación o un compromiso. Pídele gracia y ayuda para reparar cualquier relación que él desee sanar. Rinde la totalidad de tu corazón diciéndole que quisieras ser completamente suyo hoy.

Humíllense, pues, bajo la poderosa mano de Dios, para que él los exalte a su debido tiempo. Depositen en él toda ansiedad, porque él cuida de ustedes” – 1 Pedro 5:6-7

Solo puedes experimentar el fruto del Espíritu a través de las cosas nacidas del Espíritu. Dios no puede bendecir el pecado y el egoísmo porque no es bueno para ti. Si Dios bendijera algo que no es bueno para ti, ¡seguirías haciéndolo! Si una relación de noviazgo no es bendecida, si no nació del Espíritu, sal de ella. Si un amigo te aleja de Dios, deja de salir con él o ella. Si una elección de estilo de vida que estás haciendo no tiene la paz de Dios en ella, deja de hacerlo. La rendición parece costar mucho en ese momento, pero será la mejor decisión que jamás hayas tomado. Pon tu vida en el camino angosto que Dios ha establecido para ti. Vive tu vida en respuesta al Espíritu y a su palabra. La vida que encuentres en Dios será inmensamente más grande que cualquier otra vida que puedas encontrar por tu cuenta.

Lectura Complementaria: Mateo 7

Por Craig Denison

 

Please register for a free account to view this content

We hope you have enjoyed the 10 discipleship resources you have read in the last 30 days.
You have exceeded your 10 piece content limit.
Create a free account today to keep fueling your spiritual journey!

Already a member? Login to iDisciple

Related
Enseñanzas que aprendemos de las tentaciones de Jesús
Dr. Charles Stanley
El camino correcto
Maestras del Bien
¿Qué es la riqueza?
Larry Burkett
(Lucas 16:1-18) Parábola del mayordomo infiel
LUMO
Por siempre hijos
Primeros15
Follow Us

Want to access more exclusive iDisciple content?

Upgrade to a Giving Membership today!

Already a member? Login to iDisciple