Una palabra para el sabio

Description

Cuando se trata de conocer la verdad sobre Dios, hay dos tipos de personas: los especuladores y los buscadores. Conoce cómo se diferencian.

“¿Dónde está el niño que nació para ser el rey de los judíos?”, Mateo 2:2a (TLA). 

Observa la escena de la navidad y verás a varios personajes que no parecieran encajar en el establo: los Hombres Sabios (también conocidos como los Reyes Magos). Nos hemos acostumbrado a verlos, pero si observas cuidadosamente pareciera que están fuera de lugar con sus ropas elegantes y regalos especiales. 

Sin embargo, para mí, son las personas más fascinantes en la historia de la navidad. No sabemos mucho sobre ellos. No sabemos quiénes son o de dónde vinieron. La Biblia los llama “Sabios o Magos”. Ellos eran una combinación de filósofos, científicos y astrónomos. Eran ricos y bien educados. Y eso es todo lo que realmente sabemos sobre ellos. 

Pero podemos aprender mucho de la sabiduría que demostraron en la historia de navidad. 

Entre otras lecciones de los Reyes Magos, aprendemos a ser buscadores de la verdad. A las personas sabias no les gusta estar adivinando o especulando. Ellos quieren saber la verdad acerca de Dios, su pasado y su futuro. Los Reyes Magos preguntaron, “¿Dónde está el niño que nació para ser el rey de los judíos?”, Mateo 2:2a. 

Los Reyes Magos estaban buscando a Jesús. Las personas sabias lo siguen buscando hasta el día de hoy. 

Cuando se trata de conocer la verdad hay dos tipos de personas: los especuladores y los buscadores. Los especuladores tratan de adivinar la verdad. Ellos creen que conocen cómo es Dios.

Los especuladores aman argumentar y discutir sobre Dios, pero solo están adivinando – porque ellos en realidad no quieren conocer la verdad. Lo único que quieren es hablar sobre Dios. 

Por otro lado, Dios ama a aquellos que se toman el tiempo de encontrar la verdad. Los buscadores hacen cuatro cosas: 

- Preguntan.

- Estudian.

- Observan lo que sucede a su alrededor.

- Hacen lo necesario para conocer la verdad. 

Ellos buscan a Jesús con todo lo que tienen. Dios ama a los buscadores. La Biblia nos dice, “Pero si desde allí buscas al Señor tu Dios con todo tu corazón y con toda tu alma, lo encontrarás”, Deuteronomio 4:29 (NVI). 

Si estás genuinamente buscando la verdad, no te la perderás.

Dios no lo permitirá. 

Reflexiona sobre esto: 

- ¿Por qué es sabio buscar a Jesús?

- Observando tu pasado, ¿has sido más un especulador o un buscador de la verdad? ¿Por qué?

- Encuentra a un buscador espiritual en tu vida a quien puedas hablarle de Jesús e invitarlo a la Iglesia. Ora por esa persona.

 

Para más recursos en español de Esperanza Diaria, haz clic aquí. 

Este devocional ©2016 por Rick Warren. Todos los derechos reservados. Usado con permiso.

 

Please register for a free account to view this content

We hope you have enjoyed the 10 discipleship resources you have read in the last 30 days.
You have exceeded your 10 piece content limit.
Create a free account today to keep fueling your spiritual journey!

Already a member? Login to iDisciple

Related
Una idea respaldada bíblicamente
Pastor Rick Warren
La Biblia tiene un tema, y eso es un milagro
Pastor Rick Warren
Espíritu Santo: Amándole
Rey Matos
La voluntad de Dios
Maestras del Bien
Conociendo al Rey
Guillermo y Milagros Aguayo
Follow Us

Want to access more exclusive iDisciple content?

Upgrade to a Giving Membership today!

Already a member? Login to iDisciple