;

Un refugio para el desamparado

Description

Para los que se refugia​n en Dios, las promesas de gracia venidera son muchas y de gran riqueza.

"¡Cuán grande es tu bondad, ... que has obrado para los que en ti se refugian." (Salmos 31:19)

La experiencia de la gracia venidera muchas veces depende de si nos refugiamos en Dios o si dudamos de su cuidado y corremos a protegernos en otras moradas.

Para los que se refugia​n en Dios, las promesas de gracia venidera son muchas y de gran riqueza:

· Ninguno de los que se refugian en él será condenado (Salmos 34:22).

· Dios es un escudo para todos aquellos que se refugian en él (2 Samuel 22:31).

· Bienaventurados son todos los que se refugian en él (Salmos 2:12).

· El Señor es bueno, fortaleza en el día de la angustia; él conoce a los que en él se refugian (Nahum 1:7).

No ganamos nada ni hacemos mérito alguno por refugiarnos en Dios. Esconderse en un lugar no aporta nada a ese lugar. Tan solo demuestra que nos consideramos indefensos y que el escondite es nuestro rescate.

El requisito que debemos cumplir para obtener esta gracia no es un mérito; es nuestra condición de desesperación y el reconocimiento de nuestra debilidad y necesidad.

La miseria no demanda ni merece, sino que clama por misericordia y busca la gracia.

Devotional excerpted from Future Grace, page 246

Related
Cuando no entendemos el porqué
Dr. Charles Stanley
La decisión de una viuda
Ministerios Nuestro Pan Diario
Gozo en medio del dolor
John Piper
Luchando con la Palabra
John Piper
Lágrimas fuera de tiempo
Pastor Mao
Follow Us

Want to access more exclusive iDisciple content?

Upgrade to a Giving Membership today!

Already a member? Login to iDisciple