Un reflejo de Jesús

Description

Si la salvación es por gracia y no por obras, entonces ¿qué significa el llamado de Pablo a ocuparnos de ella?

“Por tanto, amados míos, como siempre habéis obedecido, no como en mi presencia solamente, sino mucho más ahora en mi ausencia, ocupaos en vuestra salvación con temor y temblor, porque Dios es el que en vosotros produce así el querer como el hacer, por su buena voluntad”, Filipenses 2:12-13

¿Qué quiere decir “ocuparnos de nuestra salvación”? Muchas personas piensan erróneamente que Pablo nos estaba diciendo que trabajemos para lograr nuestra salvación. Pero el apóstol estaba diciendo algo completamente diferente: la experiencia de la salvación no es el final de nuestra peregrinación espiritual; es el comienzo y catalizador que activa “nuestro modo de operación”.

Solo después de haber puesto tu fe en Jesús como Salvador puedes comenzar a vivir la vida abundante que Dios te tiene preparada. Si le has entregado tu corazón, el Espíritu Santo habitará en ti para siempre. Es el Espíritu de Dios actuando en y a través de ti que te permite vivir y poner en práctica tu salvación. El grado hasta el cual te rindas al Espíritu Santo afectará la obra que Él llevará a cabo por medio tuyo y los cambios que Él hará en tu vida.

A medida que tu fe y tu relación con Dios se desarrollen, comenzarás a notar que Él se mueve en tu vida. Cuando compartas tu fe y tus bendiciones con los demás, te darás cuenta de que Dios está trabajando de muchas maneras. Mantente sirviendo al Señor y las semillas que Dios ha sembrado en ti florecerán (Isaías 55:10-11).

Por eso, cuando la Biblia habla de ocuparnos de nuestra salvación, quiere decir que hemos sido llamadas a vivir con reverencia lo que ya nos ha sido dado y permitir que la vida de Cristo se refleje en nosotras para que las demás sean influenciadas al nosotras reflejarlo a  Él.

Nuestra salvación debe ser un reflejo de Jesús dondequiera que vayamos; al vivirla en medio de amigas, familiares, compañeras de trabajo e incluso de extraños. Anímate hoy a modelar a Cristo para su gloria y que en tu vida se refleje su salvación.

Oración: Padre, quiero vivir y reflejar la realidad de tu salvación en mi vida. Que puedan mis hechos dar testimonio de que he nacido de nuevo y que pueda yo crecer cada día más en tu temor y en la comprensión de mi salvación. En el nombre de Jesús, amén.

Por: Carmen de Corniel  

Please register for a free account to view this content

We hope you have enjoyed the 10 discipleship resources you have read in the last 30 days.
You have exceeded your 10 piece content limit.
Create a free account today to keep fueling your spiritual journey!

Already a member? Login to iDisciple

Related
La sumisión y nuestra fe
Aviva Nuestros Corazones
La Amistad (Parte 1)
Frank López
La Amistad (Parte 2)
Frank López
¡Resucitadas con Él!
Larissa Sosa-VanHorn
Tan cerca y tan lejos
Maestras del Bien
Follow Us

Want to access more exclusive iDisciple content?

Upgrade to a Giving Membership today!

Already a member? Login to iDisciple