;

Un líder sin reproche

Description

El liderazgo es importante, no por cómo se dirige, sino por lo que se modela.

“Que gobierne bien su casa…” – 1 Timoteo 3:4

Se acercaba el final de nuestras sesiones de asesoría pre-matrimonial y estábamos bastante seguros de estar listos para conquistar el mundo. Quiero decir, teníamos a Jesús, el uno al otro, y los más lindos manteles con aros de plástico para las servilletas que hayas visto jamás (realmente a la moda de los años 90). Estoy segura de que deberíamos haber sentido más el peso de este gran paso, pero éramos jóvenes, ingenuos y sobre todo estábamos demasiado ocupados saltando alegremente de la mano durante nuestro camino hacia el altar para notar que estábamos un poco distraídos por la fanfarria de todo.

Como parte de nuestra preparación final antes del día de nuestra boda, nuestro pastor seleccionó personalmente a una pareja que representaba el liderazgo en nuestra iglesia y nos asignó la tarea de visitar su casa y entrevistar a este experimentado esposo y a su esposa. Lo que originalmente consideramos como un requisito de asesoramiento formal terminó siendo un modelo que cambiaría la vida de nuestro matrimonio.

Desde el momento en que entramos en su casa, pudimos ver por qué nuestro pastor había escogido a esta conocida y respetada familia. Inmediatamente pudimos sentir la calidez de su hogar que desbordaba tanto amor y vida. Después nos presentaron a sus cinco hijos (y el anciano miembro de la familia para quien habían construido una habitación extra completa), nos dieron la bienvenida a su mesa donde nos deslizábamos por cada palabra sobre una olla caliente de estofado. 

Su conversación era natural pero intencional, cubriendo todo el espectro de momentos del matrimonio desde hilarantes hasta sus más profundas pruebas. Ellos compartieron cómo crecieron en amor y aprendieron a respetar los roles y dones únicos de cada uno; cómo ellos constantemente corrieron a Dios y a Su Palabra juntos para encontrar sabiduría para manejarlo todo, desde su dinero hasta sus temperamentos. Escuchamos sus oraciones sinceras y humildes, su suave instrucción a sus hijos, y sus palabras de honor el uno para el otro. Escuchamos cómo se perdonaban uno a otro, vimos cómo se servían unos a otros y tomamos nota de todas las formas en que incorporaron a Jesús en cada aspecto de sus vidas.

Y salimos de esa casa de gente diferente, sabiendo que habíamos sido llevados a Dios.

El tiempo que pasamos con este líder de la iglesia y su esposa en su hogar nos reveló el trabajo del evangelio en las cosas reales  de sus vidas, algo que ellos habían convertido en sólidamente conocido a lo largo de los años. No es de extrañar que Pablo tenga mucho cuidado de instruir a Timoteo lo que un líder de la iglesia debe saber manejar en su propia casa. “Si un hombre no sabe cómo manejar su propia casa, ¿cómo cuidará de la iglesia de Dios?” (1 Timoteo 3: 5).

Liderazgo importa, porque el liderazgo modela. Pablo sabe que no hay manera de que un líder de la iglesia pueda conducir efectivamente una congregación a Dios a la vida santa y a alcanzar a los perdidos para Cristo, si no demuestra que puede liderar con excelencia su propia casa. La Palabra de Dios requiere que los líderes de la iglesia sean “irreprensibles” – no perfectos – sino sólidos en rasgos de carácter esenciales que brillan primero en los espacios más íntimos y personales. 

Por otra parte, los líderes que viven en la hipocresía de los estándares descritos en 1 Timoteo 3 pueden comprometer rápidamente la confianza y el crecimiento espiritual de los miembros individuales, así como la reputación y credibilidad de la iglesia en su conjunto. El liderazgo es importante a la luz del evangelio.

¿Orarías y agradecerías a Dios por los líderes de tu iglesia hoy, y luego te comprometerías a orar regularmente por ellos mientras buscan guiarte a Dios? Comprometámonos también a crecer constantemente en la piedad personal, para que también nosotros podamos impactar vidas alrededor de nosotros por la manera en que usamos nuestros dones dados por Dios y modelamos la vida real, consistente y centrada en el evangelio.

Por Whitney Daugherty

Your spiritual growth is important

This is your 10th discipleship resource viewed in 30 days and you've reached the 10 piece limit.
Create a free account today to keep reading, watching, and listening!

Already a member? Login to iDisciple

Related
Cultura del Perdón
Frank López
Relaciones Extraordinarias (Parte 2)
Bayless Conley
En el equilibrio
Bayless Conley
Las cualidades del amor
Bayless Conley
Asuntos de familia
Cristo Para Todas Las Naciones
Follow Us

Want to access more exclusive iDisciple content?

Upgrade to a Giving Membership today!

Already a member? Login to iDisciple