Un discípulo anima a los demás

Description

Déjate dirigir por el Espíritu Santo y pídele que te muestre a quién puedes animar hoy y cómo.

Me gusta hacerme a menudo esta pregunta: ¿Qué puedo hacer hoy para alentar a una persona? Espero entonces a que Dios me dirija en lo que tengo que hacer y a quién tengo que hacerlo, para ser así un instrumento en Sus manos. 

La Biblia dice: “Jehová el Señor me dio lengua de sabios, para saber hablar palabras al cansado; despertará mañana tras mañana, despertará mi oído para que oiga como los sabios” (Isaías 50:4).

Esto es algo que puedes hacer cada mañana: ponerte a la escucha de Dios. Esperar a que te diga qué hacer, a quién y cómo hacerlo. Como discípulo sabio, necesitas estar a la escucha de Dios, de Su Palabra, de Su consejo y de Sus directrices para tu vida. ¡Él es quien pone las palabras de ánimo en tu boca!

A menudo, en mis momentos a solas con Dios, me vienen pensamientos a la mente sobre una persona en particular. Estoy convencido de que es el Espíritu Santo el que pone en mí esos pensamientos, y el que me dice “¡escríbele una palabra de aliento!” o “infórmate sobre cómo se encuentra!”.

De hecho, hace unos días me pasó esto justamente: empecé a pensar en uno de mis amigos, y me sentí impulsado a llamarle. Cuando lo hice, me enteré de que acababa de sufrir un derrame cerebral mientras se encontraba de viaje en un país extranjero, y que estaba solo en un hospital.

Sí, querido(a) amigo(a), si sientes como un impulso de Dios en tu corazón hacia una persona, llámala y envíale un pequeño mensaje. ¡Esta simple acción puede tener un gran impacto en su vida, créeme! 

Déjate dirigir por Su Espíritu y pídele a Dios que te muestre a quién puedes animar hoy, y cómo. Ya verás, a menudo son cosas muy simples, pero que van a marcar la diferencia en la vida de una persona.

Te invito a orar conmigo: “Señor, me gustaría oír tu voz más de lo que la oigo ya. Abre mis oídos para que pueda escuchar Tu bella voz, y para que mi corazón sea dirigido por Ti. ¡Permíteme oírla y responder positivamente a lo que me pidas hacer! Pon en mí el querer como el hacer, así como la humildad y el coraje necesarios para ello. En el Nombre de Jesús. ¡Amén!”

Que Dios te dé las palabras necesarias para animar a los demás.

Gracias por existir,
Éric Célérier

Please register for a free account to view this content

We hope you have enjoyed the 10 discipleship resources you have read in the last 30 days.
You have exceeded your 10 piece content limit.
Create a free account today to keep fueling your spiritual journey!

Already a member? Login to iDisciple

Related
Gracia sobre gracia
Violeta Guerra
Una palabra de ánimo
Bayless Conley
Exprese el amor de Dios
Bayless Conley
Nunca Falla: Cómo saber si me ama
Andrés Spyker
Uno en Cristo
Cristo Para Todas Las Naciones
Follow Us

Want to access more exclusive iDisciple content?

Upgrade to a Giving Membership today!

Already a member? Login to iDisciple