;

Territorio ocupado

Description

¿Estás sufriendo bajo el poder de alguien que se niega a escuchar a Dios? Anímate, porque Dios no te ha olvidado.

“Finalmente, les envió a su hijo, pues decía: ‘A mi hijo lo respetarán.’ Pero cuando los labradores vieron al hijo, dijeron entre sí: ‘Éste es el heredero. Vamos a matarlo, y así nos quedaremos con su herencia.’ Entonces, lo sacaron de la viña y lo mataron.” – Mateo 21:37-39

La historia de los inquilinos malvados es extraña. Un hombre planta un viñedo, lo alquila y se va a un país lejano. Cuando llega la cosecha, envía sirvientes para recoger su parte de la cosecha. Los inquilinos se niegan, golpean a los sirvientes, matan a algunos y los arrojan fuera de la viña. Después de varios episodios como este, el propietario envía a su hijo y sucede exactamente lo mismo.

Esta historia me molesta. ¿Por qué? Porque solo se trata de un viñedo, y las vidas humanas valen más que un viñedo. Un hijo vale más que una viña.

Si se tratara de un viñedo cualquiera, tal vez el propietario lo abandonaría. Pero es la viña de Dios, que cultivó, cercó, y le construyó un lagar. Esta es la herencia de Jesús como el Hijo de Dios. Es el mundo de Dios en el cual nosotros somos las vides. Él no nos va a abandonar.

Sin embargo, somos territorio ocupado. Muchos de los que nos gobiernan no temen a Dios ni desean darle lo que le pertenece. Esto incluye a todos, desde jefes intimidatorios y padres abusivos, hasta políticos y líderes mundiales corruptos. Y ni ellos, ni el mismo diablo que los influencia, están dispuestos a entregar lo que tienen.

Es en este territorio ocupado donde entra Jesús, el Hijo de Dios. Él viene a liberarnos, aunque le cuesta la vida. Él sabe lo que le va a suceder; sin embargo, sigue adelante, sabiendo que su muerte pondrá al mundo al revés y su resurrección nos liberará a todos.

¿Estás sufriendo bajo el poder de alguien que se niega a escuchar a Dios? Anímate, porque Dios no te ha olvidado. Él ya ha enviado a su Hijo para rescatarte y terminará el trabajo pronto, muy, muy pronto, cuando Jesús venga nuevamente para asumir su dominio sobre todo el universo. Esperamos ese día.

ORACIÓN: Señor, libéranos del poder del mal. Amén.

Para reflexionar:

- ¿Cuándo estuviste bajo el poder de alguien que no seguía a Dios?

- Ora por quienes sufren bajo el poder de los malhechores.

Por: Dra. Kari Vo


Related
Esperanza para un mundo en proceso de cambio
Dr. Charles Stanley
¡No temas!
Bayless Conley
Dios quiere pedirte algo
Un Milagro Cada Día
Días oscuros y una nueva luz
Cristo Para Todas Las Naciones
Aprendiendo del Espíritu
Cristo Para Todas Las Naciones
Follow Us

Want to access more exclusive iDisciple content?

Upgrade to a Giving Membership today!

Already a member? Login to iDisciple