"Tú te lo mereces"

Description

Por más “fieles” que pensemos que somos en esta vida, no hay obra nuestra que sea tan perfecta, que demande de una paga realmente buena porque yo la merezca.

Uno de los aspectos fundamentales de la publicidad es que trata de irse a lo emocional del individuo para convencerlo, identificando sus necesidades y, de alguna manera, tratar de satisfacerlas. Una de las estrategias últimamente empleadas en los medios de comunicación, es darnos a entender que nosotros nos merecemos las cosas; si estoy muy agotada, merezco una refrescante bebida; si trabajo mucho, merezco alimentarme con el mejor cereal o vestirme con la mejor marca de ropa.

Posiblemente cada una de nosotras en algún momento se ha dicho a sí misma o a alguien "Tú te lo mereces" con muy buenas intenciones, ya sea producto de alguna bendición o regalo que haya recibido. El punto de esto no es que nosotras en algún momento digamos, me merezco un descanso, merezco ir de vacaciones, u otra cosa… sino que nos lleguemos a creer que somos merecedoras de cosas buenas.

Frases tales, como: "Era justo que Dios me bendijera", "Yo me esfuerzo mucho, yo me lo merezco", "Dios a mí me tiene que bendecir, porque atravieso por muchas pruebas". ¡Cuidado! Por más "fieles" que pensemos que somos en esta vida, no hay obra nuestra que sea tan perfecta, que demande de una paga realmente buena porque yo la merezca.

Al final, si hacemos todo lo que teníamos que hacer, solo nos cuesta decir: Sierva inútil soy. ¡Oh! Cuánto anhelaría ese título.

Cuando las Escrituras se refieren al resultado de nuestras acciones, ellas dicen: "Porque la paga del pecado es muerte…", Romanos 6:23a - lo que tú y yo merecemos, realmente no es nada bueno. "Más la dádiva de Dios, [el favor inmerecido de Dios] es vida eterna en Cristo Jesús Señor nuestro", Romanos 6:23b.

Por Su infinita y grata misericordia, Él se place en bendecirnos, en contestarnos peticiones y en darnos aún un poco más allá de lo que pensamos o entendemos. Otras veces, nos consiente como padre a hija y de vez en cuando nos regala algún hermoso "juguete" y le place ver cómo disfrutamos del mismo.

¿Sabes? En este día solo me resta decir: "No a nosotros (mí), oh Jehová, no a nosotros (mí), sino a tu nombre da gloria, por tu misericordia, por tu verdad", Salmo 115:1

Por Rosanna Ramírez de Rosario

 

Please register for a free account to view this content

We hope you have enjoyed the 10 discipleship resources you have read in the last 30 days.
You have exceeded your 10 piece content limit.
Create a free account today to keep fueling your spiritual journey!

Already a member? Login to iDisciple

Related
Vive en integridad
Pastor Rick Warren
Servicio
Dr. Charles Stanley
Jesús convierte la desesperanza en esperanza sin fin
Pastor Rick Warren
¿Tienes que demostrar que vales?
Pastor Rick Warren
No desperdicies tu dolor
Pastor Rick Warren
Follow Us

Want to access more exclusive iDisciple content?

Upgrade to a Giving Membership today!

Already a member? Login to iDisciple