Tú sólo eres el administrador de tu dinero

Description

La primera ley de la libertad financiera es la ley de posesión. Aprende de qué se trata en este devocional.

"Un hombre que, estando a punto de irse a otro país, llamó a sus empleados y les encargó que le cuidaran su dinero. A uno de ellos le entregó cinco mil monedas, a otro dos mil y a otro mil: a cada uno según su capacidad. Entonces se fue de viaje, Mateo 25:14b-15 (DHH).  

Jesús dice in Mateo 25:14-15, Un hombre que, estando a punto de irse a otro país, llamó a sus empleados y les encargó que le cuidaran su dinero. A uno de ellos le entregó cinco mil monedas, a otro dos mil y a otro mil: a cada uno según su capacidad. Entonces se fue de viaje, (DHH).  

En aquellos días no había bancos, por lo que cuando este hombre rico se fue para su largo viaje, les entregó sus bienes a sus siervos. Cuando regresó, pidió la cuenta a sus siervos; quería saber lo que habían hecho con su dinero.  

Esto se llama mayordomía, la antigua palabra en inglés para "gerente". La primera ley de la libertad financiera es la ley de posesión: Todo lo que tienes es de Dios. ¡Tú eres sólo un administrador!   

Estamos llamados a ser mayordomos de nuestro tiempo. Estamos llamados a ser mayordomos de nuestra influencia. Estamos llamados a ser mayordomos de nuestra salud, nuestras relaciones y nuestras oportunidades. Todo lo que tú tienes que ser es un mayordomo o gerente.   

puedes decir: "¡Pero espera un minuto! ¿Trabajé por mi dinero y ahora tú quieres decirme que no es mío?" ¿De dónde crees que tienes tu cuerpo para trabajar por tu dinero? ¿De dónde crees que tienes tu mente para trabajar por ello? ¿De dónde crees que tienes la energía para trabajar por ello? ¿De dónde crees que tienes la inteligencia para trabajar por ello? Todo lo que tenemos es un regalo de Dios. Tú realmente no posees nada en la vida; todo está en préstamo.  

Sólo llegas a utilizar el dinero de Dios mientras estás aquí en la Tierra. Te lo ha prestado durante 80 años, más o menos. Él se lo prestó a alguien antes de ti, y Él se lo va a prestar a otra persona después de tu muerte. Tú no eres dueño de ello; el Maestro es dueño de todo. Todo está bajo administración.  

¿Sabes cuál es la señal de que te has olvidado de la ley de posesión? Cuando tú piensas que tu dinero es tuyo, te preocupas por ello. Sientes una presión y estrés que no estabas destinado a tener.  

La administración del dinero es una disciplina espiritual. Dios en realidad está viendo la forma en que manejas Su dinero para ver qué riquezas espirituales puede confiar en ti en el Cielo. Esto podría hacer que sientas presión, pero en realidad hay libertad en la ley de posesión.  

Cuando recuerdas que Dios es el dueño y tú eres el gerente, tendrás que preocuparte mucho menos y enfocarte más en administrar mejor el dinero de Dios.  

Reflexiona sobre Esto:  

- Si fueras el gerente de un negocio, ¿tendrías toda la presión para tener éxito como propietario? ¿Todavía quieres que el negocio tenga éxito tanto como lo tiene el dueño? ¿Por qué si o por qué no? 

- ¿Cuáles son las cualidades de una disciplina espiritual? ¿Qué se necesita para aprender una disciplina espiritual como la administración del dinero? 

- ¿Qué papel juega la oración en tus decisiones financieras? ¿Por qué la oración es importante en la administración del dinero? 

 

Para más recursos en español de Esperanza Diaria, haz clic aquí. 

Este devocional ©2016 por Rick Warren. Todos los derechos reservados. Usado con permiso.

Please register for a free account to view this content

We hope you have enjoyed the 10 discipleship resources you have read in the last 30 days.
You have exceeded your 10 piece content limit.
Create a free account today to keep fueling your spiritual journey!

Already a member? Login to iDisciple

Related
Cómo ser bíblicamente astuto con tu dinero
Pastor Rick Warren
El Dinero No Proporciona la Paz del Alma
Dr. Andrés Panasiuk
¿Cómo Llego a Fin de Mes?
Dr. Andrés Panasiuk
Las tensiones y las deudas
Dr. Andrés Panasiuk
"Estamos endeudados"
Dr. Andrés Panasiuk
Follow Us

Want to access more exclusive iDisciple content?

Upgrade to a Giving Membership today!

Already a member? Login to iDisciple