Su verdadero hogar es el cielo

Description

Los padres de la fe sabían que sus dificultades eran sólo temporales y decidieron ser útiles a Dios en cualquier situación. ¿Y usted?

Ser un ciudadano cooperador en su país no es realmente una carga tan terriblemente pesada, ¿verdad? Pero, ¿qué habría pasado si usted fuera negro o indígena en los tiempos abiertamente racistas del pasado? ¿Y si tuviera que vivir hoy en un país que no le permita vivir y compartir su fe? ¿Podría seguir siendo un buen ciudadano?

Muchos de los héroes de la fe que se mencionan en el capítulo 11 de Hebreos tuvieron que vivir una vida de fe solitaria y aislada. Piense, por ejemplo, en Abraham y Sara en Canaán, o en José en Egipto. Lo que los sostuvo en su fe y les ayudó a llevarse bien con los otros fue el ánimo que les dio la maravillosa Palabra de Dios y sus promesas.

Ellos sabían que sus dificultades eran sólo temporales y decidieron ser útiles a Dios en cualquier situación en que se encontraran, sabiendo que tenían una vida futura mejor.

“Pero anhelaban una mejor, esto es, celestial; por lo cual Dios no se avergüenza de llamarse Dios de ellos, porque les ha preparado una ciudad” (Hebreos 11:16).

Usted lo sabe, es probable que pueda soportar casi cualquier cosa si sabe que es algo temporal. ¡Escuche atentamente! Es casi la hora de la gran sorpresa.

Please register for a free account to view this content

We hope you have enjoyed the 10 discipleship resources you have read in the last 30 days.
You have exceeded your 10 piece content limit.
Create a free account today to keep fueling your spiritual journey!

Already a member? Login to iDisciple

Related
La superación de las circunstancias difíciles
Dr. Charles Stanley
Atado por Satanás, Liberado por Cristo
Bayless Conley
Aunque la higuera no florezca (Parte 2)
Ravi Zacharias
Armémonos de las promesas
John Piper
Miedos
Sixto Porras
Follow Us

Want to access more exclusive iDisciple content?

Upgrade to a Giving Membership today!

Already a member? Login to iDisciple