Su primera Navidad

Description

Una vez más tenemos la oportunidad de adorar a Dios como ningún otro momento del año.

La primera venida de Cristo sorprendió a todo el mundo.

Zacarías se sorprendió. María y José también se sorprendieron, primero por los anuncios angelicales y después por el momento tan inconveniente en el que comenzaron los dolores de la labor de parto de María. Los pastores del tercer turno se vieron sorprendidos por el sonido y el espectáculo de luz que sólo ellos contemplaron; desde que se arrodillaron delante del pesebre y vieron el pequeño niño, su adoración a Dios no fue la misma.

Supongo que usted no se va a sorprender por las celebraciones de Navidad, porque ha tenido todo el año para prepararse. Pero lo que quizás no haya esperado es la satisfacción que viene de adorar a Jesús, como si se tratara de su primera Navidad. Ahí, delante de usted, envuelto en pequeños pañales de tela, está la mayor paradoja: el Dios y hombre, Co-Creador y sin embargo engendrado, ayudador e indefenso, frágil y fuerte, completamente nuevo y antiguo. Ahí, delante de usted está su salvación, el que se puso a sí mismo, su cuerpo, entre usted y la muerte. ¿Cómo podría no amarlo?

“Para que en el nombre de Jesús se doble toda rodilla de los que están en los cielos, en la tierra y debajo de la tierra” (Filipenses 2:10).

Please register for a free account to view this content

We hope you have enjoyed the 10 discipleship resources you have read in the last 30 days.
You have exceeded your 10 piece content limit.
Create a free account today to keep fueling your spiritual journey!

Already a member? Login to iDisciple

Related
Dios y mi vergüenza
Mark Jeske
Dios y mi confusión
Mark Jeske
Dios y mi eternidad
Mark Jeske
Una actitud de servicio
Mark Jeske
"¿Quiere decir que somos hermanos?"
Mark Jeske
Follow Us

Want to access more exclusive iDisciple content?

Upgrade to a Giving Membership today!

Already a member? Login to iDisciple