;

Soluciones rápidas

Description

Algunas soluciones financieras que no se acoplan a las de Dios, traen peores resultados que el mismo problema.

“Vale más el fin de algo que su principio. Vale más la paciencia que la arrogancia”, Eclesiastés 7:8

A menudo, las personas con problemas financieros quieren una solución rápida a un problema profundo. Si Dios no los rescata milagrosamente, se vuelven impacientes y toman más decisiones tontas.

Usan muchas palabras ante Dios pero luego hacen las cosas a su manera. Ese tipo de comportamiento conduce al desastre.

El mundo ofrece una serie de soluciones rápidas para los problemas financieros: reparación de crédito, planes para la reducción de deudas, préstamos de pago y condiciones de financiación fáciles. Pero a menudo escuchamos de personas decepcionadas por usar estas soluciones, ya que terminaron en peor estado que cuando comenzaron.

El mundo está decidido a olvidar a Dios y ser su propio salvador. Como resultado, considera la Biblia como poco práctica. Pero la Biblia es el libro más práctico que se ha escrito, ya que la forma de hacer las cosas a la manera de Dios son comprobadas y eficaces.  

El buscar pacientemente la sabiduría de Dios en tiempos de necesidad, así como vivir la vida según Sus principios financieros, conduce a una vida de sabiduría, disciplina, productividad e integridad. Los resultados finales de estas cosas son bendiciones para usted y para los demás.

Evite soluciones rápidas y espere pacientemente en el Señor; así, el final será mejor que el principio. 

 

Lectura Bíblica Diaria

2 Reyes 15: 19-38

2 Crónicas 27

Isaías 5-6

 

Related
Planificación a corto plazo
Chuck Bentley
¿Cómo maneja su dinero?
Dr. Andrés Panasiuk
Dios está en control de todo
Dr. Andrés Panasiuk
Una misma mente
Dr. Andrés Panasiuk
Crea un fondo de emergencias
Randy Morrison
Follow Us

Want to access more exclusive iDisciple content?

Upgrade to a Giving Membership today!

Already a member? Login to iDisciple