;

Sobrevivientes

Description

¿Estás seguro de que cuando partas de este mundo "sobrevivirás" al encuentro con Dios? ¿Y qué de las personas que conoces y que tienes a tu alrededor?

Yo sé bien lo que hacen y lo que piensan. Pero ha llegado el tiempo de juntar a todas las naciones y lenguas, y ellas vendrán y verán mi gloria. Yo pondré una señal entre ellos, y a los que sobrevivan los enviaré a las naciones. Los mandaré a Tarsis, Fut y Lud (naciones expertas en el manejo del arco); a Tubal y Javán, y a las costas lejanas que nunca supieron de mí ni vieron mi gloria. Ellos darán a conocer mi gloria entre las naciones.Isaías 66:18-19

Este es un pasaje bíblico diferente. Suena como una profecía bastante directa del comienzo de la iglesia cristiana ese primer Pentecostés. Dios dice: “Pero ha llegado el tiempo de juntar a todas las naciones y lenguas", que es un eco verbal de muchos pasajes de Pentecostés. Y continúa: “y ellas vendrán y verán mi gloria. Yo pondré una señal entre ellos, y a los que sobrevivan los enviaré a las naciones"

Hay una palabra que me desconcierta: es la palabra "sobrevivan". Dios dice: "Yo pondré una señal entre ellos, y a los que sobrevivan los enviaré a las naciones". Pero, ¿acaso el ver la gloria de Dios no es algo maravilloso y alegre? ¿No es una bendición que da vida, algo que luego compartimos con todos los que nos rodean? ¿Por qué, entonces, se refiere a las personas que ven la gloria de Dios y la comparten como "sobrevivientes"? ¿Es esto algún tipo de guerra, algún tipo de desastre?

Pareciera que sí. Es que el ver la gloria de Dios provoca una reacción. O vemos el sacrificio de amor y entrega de Jesús y respondemos con amor y alegría propia, o no lo hacemos. Nadie bosteza al ver la cruz del Calvario. Nadie se encuentra cara a cara con el Creador de todo colgando en la cruz, y dice: "Ah, sí, creo que es interesante". Jesús provoca una reacción, ya sea de gozo y amor o de rechazo y terror.

Si estás leyendo esto, probablemente estés entre los que "sobrevivan" tal encuentro. En algún momento, ya sea a través del bautismo o del testimonio cristiano, fuiste llevado a la cruz y el Espíritu Santo plantó la fe en tu corazón. Perteneces a Jesús, y "declaras su gloria" con tus palabras y acciones.

Pero, ¿qué de quienes no sobrevivieron? Todos los que confiamos en Jesús somos enviados a compartir con los demás el mensaje del perdón y la vida eterna de Dios. Esto incluye a quienes lo han rechazado previamente. Dios es paciente: su amor puede perseguir a una persona de por vida para llevarla a la fe en Jesús. Dios con gusto te usará para amar a esas personas, para cuidarlas y para compartir las Buenas Nuevas con ellas, una y otra y otra vez. Porque su objetivo es que todos sobrevivamos, ¡no, mejor que eso! Su objetivo es que todos seamos sus hijos, compartiendo la vida gozosa y eterna que Jesús obtuvo para nosotros con su sacrifico y resurrección.

ORACIÓN: Querido Señor, úsame en la forma que tú sabes es la mejor para hacer que otras personas confíen en ti. En Jesús. Amén.

Para reflexionar:

1. ¿Cómo llegaste a la fe en Jesús?

2. ¿De qué manera compartes el perdón y la vida eterna de Jesús con otras personas?

Por: Dra. Kari Vo

Related
La gracia de Dios es para todos
Pastor Rick Warren
Debemos aceptar la gracia de Dios
Pastor Rick Warren
El Síndrome de Jonás
Itiel Arroyo
Para todas las personas
Bayless Conley
Las cosas importantes
Cristo Para Todas Las Naciones
Follow Us

Want to access more exclusive iDisciple content?

Upgrade to a Giving Membership today!

Already a member? Login to iDisciple