;

¿Sobre quién está edificada tu vida?

Description

Solo hasta que nuestra vida esté sobre el fundamento correcto podremos tener solidez y estabilidad.

Jesús es la piedra angular. En una obra, la piedra angular es la primera que se pone, y es extremadamente importante. En efecto, todas las demás piedras se colocan en base a esta primera piedra, lo cual determina el equilibrio y la solidez de toda la estructura. Sin ella, no puede haber una buena construcción.

Jesús es la piedra angular de la Iglesia y, sin embargo, fue rechazado por los constructores, los escribas y los fariseos, hombres muy religiosos pero  en absoluto espirituales. Esa gente leía todo el tiempo las Escrituras, pero les faltaba lo esencial:

- una relación personal con Dios,

- la revelación de Jesús como el Hijo de Dios,

- una vida edificada en Cristo.

Construían sobre cimientos equivocados. Jesús era la clave, la piedra angular, y sin embargo le rechazaron.

Retén esta lección para tu vida: eres tan precioso(a), y en ti hay escondidos tesoros tan inestimables: los sueños que Dios te ha dado, tus talentos, tu destino y todo lo que Dios ha preparado para ti, para que seas también una bendición para el mundo...

Pero para que estos tesoros puedan un día enriquecer a los demás, tu vida tiene que ser sólida y equilibrada. Y para ello, ¡tu vida tiene que estar fundada sobre la piedra angular, sobre Jesús! Te animo a que edifiques tu vida sobre Jesús, a que sigas Sus pasos. Él es la piedra angular de tu destino, de tu porvenir: ¡sin Él no puedes hacer nada, pero con Él todo es posible!

Como dice el profeta Isaías: “por tanto, Jehová el Señor dice así: He aquí que yo he puesto en Sion por fundamento una piedra, piedra probada, angular, preciosa, de cimiento estable; el que creyere, no se apresure” (Isaías 28:16).

¿Quieres orar conmigo ahora? “Señor Jesús, reconozco que a veces pienso que puedo reconstruir mi vida sin Tu ayuda, y luego tiendo a desanimarme porque las cosas no salen como había planeado. Te pido perdón, y te agradezco por recordarme hoy que eres la piedra angular, y que el/la que se apoya en ti no será confundido. ¡Pongo de nuevo toda mi confianza en ti, Jesús! Amén.”

Querido(a) amigo(a), edifica tu vida en Jesús, la piedra angular, la piedra que ha sido probada y que es de inestimable valor. Cuando te apoyes en Él, nunca más serás confundido(a) ni sacudido(a). ¡Que Cristo sea la piedra angular de tu vida!

Gracias por existir,
Éric Célérier

Related
Las parábolas de la oveja perdida y de la moneda
Primeros15
Sueños y visiones
Andrés Spyker
La gloria de Dios en el hombre
Primeros15
Casas del Espíritu Santo
Cristo Para Todas Las Naciones
Al pie de la letra y más
Cristo Para Todas Las Naciones
Follow Us

Want to access more exclusive iDisciple content?

Upgrade to a Giving Membership today!

Already a member? Login to iDisciple