Sin Temor

Description

Mientras dejemos que las verdades de Dios se afiancen en nuestros corazones, el miedo será reemplazado por la paz divina.

“Yo soy tu Dios que te esfuerzo; siempre te ayudaré, siempre te sustentaré” – Isaías 41:10

Temor…

Puede ser causado por casi cualquier cosa. Puede desencadenarse por las personas, la dureza de las situaciones, la pérdida, el pasado o la incertidumbre del futuro. El temor es ese sentimiento de ansiedad sobre el resultado de algo; que tus necesidades o deseos no se cumplan.

El temor es un buen amigo mío. Puedo imaginar toda clase de escenarios que me inducen a la ansiedad, muchos de los cuales podrían fácilmente llevarme al pánico y de los que la mayoría jamás se harán realidad. Una locura, ¿cierto?

Dios nos ha dado muchos pasajes en la Escritura que nos animan a no tener miedo. Veamos nuestro versículo para hoy y algunas razones por las que no debemos temer.

1. Él es TU Dios.

no desmayes, porque yo soy tu Dios” – Isaías 41:10

Dios creó todas las cosas por Su Palabra y sustenta todas las cosas por Su poder. Él hace hablar a los animales (Números 22) y llama a las abejas (Isaías 7). Él parte el mar y hace que el sol esté en el cielo. Él es tan puro y santo que nadie lo puede mirar y vivir (Éxodo 33:20). Él despierta los corazones muertos y da vida (Ezequiel 36). Este Dios maravilloso no es solamente Dios, Él es NUESTRO Dios.

A través de la fe en Jesucristo puedes clamar a Él y Él responde. Él se preocupa por aquellos por los que Jesús sufrió. Él protege a aquellos por los que Jesús murió. Como miembros de Su familia estamos completamente seguros y se preocupa por nosotras.

¿Qué razones tenemos para tener miedo? Recuerda siempre Romanos 8:31

“¿Qué debemos decir en respuesta a estas cosas? Si Dios es con nosotros, ¿quién contra nosotros?”

2. Dios está contigo.

“…No temas, porque yo estoy contigo”

¿Alguna vez te has preguntado por qué te da miedo?

A veces es porque vemos la situación en la que estamos y nos sentimos expuestos o solos, sin control ni ayuda. Nos sentimos perdidos y no sabemos qué hacer o a dónde volvernos. Una parte de la grandeza de Dios es que Él es omnipresente, lo que significa que está en todas partes al mismo tiempo. Él no está limitado por el tiempo o por el espacio.

En Juan 14:23 Jesús dice: “Respondió Jesús y le dijo: El que me ama, mi palabra guardará; y mi Padre le amará, y vendremos a él, y haremos morada con él

Él hace Su hogar en cada creyente, protegiendo, enseñando y guiando. Él no es solo alguien que está por ahí. No se distrae como muchos de nosotros cuando estamos con la familia y el teléfono en la mano. A pesar de todo lo que pasa, Él está centrado 100% en Sus hijos – tú y yo. Él está completamente consciente de nuestros pensamientos, nuestros sentimientos, nuestros deseos, nuestras debilidades y nuestras fortalezas. Él lo sabe todo, conoce cada lágrima y cada suspiro. Él está allí para levantarnos y guiarnos, enseñarnos y corregirnos.

Cuanto más dejemos que estas verdades se afiancen en nuestros corazones, en mayor medida el miedo será reemplazado por la paz divina.

3. Dios te ayudará.

“siempre te ayudaré, siempre te sustentaré con la diestra de mi justicia.”

Casi todo lo que somos llamadas a hacer y a ser no podemos hacerlo por nosotras mismas, y eso es bueno. Debería crear humildad y dependencia. Nuestro Dios es tan bueno que nos da toda la ayuda que podremos necesitar para vivir nuestro llamado y luchar contra el enemigo.

Desde Adán hasta el apóstol Pablo, el miedo ha sido el enemigo constante del hombre. Esta es una batalla que muchos tienen que pelear todos los días. El miedo es un rival, pero nuestro Dios es más grande. Y cuanto más conozcas sobre Dios, más distancia guardará el miedo.

Por Jen Thorn

Please register for a free account to view this content

We hope you have enjoyed the 10 discipleship resources you have read in the last 30 days.
You have exceeded your 10 piece content limit.
Create a free account today to keep fueling your spiritual journey!

Already a member? Login to iDisciple

Related
Aprendiendo a montarte en las olas de la vida (Parte 2)
Cathy Scheraldi de Núñez
En estas cosas PENSAD
Ama a Dios Grandemente
El fruto de la permanencia
Pastor Mao
Una vida mental pacífica
Primeros15
Cómo activar la perseverancia
Alejandra Stamateas
Follow Us

Want to access more exclusive iDisciple content?

Upgrade to a Giving Membership today!

Already a member? Login to iDisciple