;

Siguiendo el llamado

Description

Cuando Dios llama Él también provee, equipa y sostiene.

“Porque yo sé los pensamientos que tengo acerca de vosotros...” Jeremías 29:11a

Cuando Dios llama, lo hace en pleno conocimiento de nuestra condición y situación.

Cuando Dios llama provee, equipa y sostiene. Cuando llamó a cada uno de los doce, los sacó de sus ocupaciones previas y los colocó en el lugar que ya tenía dispuesto para cada uno.

Dios no llamó a los desocupados y preparados. Llamó a los que quiso, los sacó de sus tareas y los hizo pescadores de hombres. Los llamó a una nueva y desconocida ocupación e hizo provisión para sus familias.

La obra es de Dios, el cual preparó una trayectoria o un conjunto de proyectos para que nosotras nos ocupemos en ellas.

Podemos atender al llamado de Dios confiando en Su provisión y cuidado, o podemos negar la eficacia de Su llamado cediendo la bendición del servicio a otra.

Responder al llamado con decisión es una característica inherente de una Maestra del Bien.

Oración: Señor, quiero seguir Tu llamado sin rodeos sabiendo que tú has de proveer. En el nombre de Jesús, amén.

Related
Servicio
Dr. Charles Stanley
Dicen que una golondrina no hace verano
Edurne Mencía
La renovación del propósito
Primeros15
Desarrolla tu ser interior
Dr. Andrés Panasiuk
¡Has sido llamado por Dios!
Un Milagro Cada Día
Follow Us

Want to access more exclusive iDisciple content?

Upgrade to a Giving Membership today!

Already a member? Login to iDisciple