Sigue intentando

00:00

Description

¿Qué excusa te está deteniendo para alcanzar tus metas?

“Eliseo le dijo: Consigue un arco y varias flechas. Joás así lo hizo. Luego Eliseo le dijo: Empuña el arco. Cuando el rey empuñó el arco, Eliseo puso las manos sobre las del rey y le dijo: Abre la ventana que da hacia el oriente. Joás la abrió, y Eliseo le ordenó: ¡Dispara! Así lo hizo. Entonces Eliseo declaró: ¡Flecha victoriosa del Señor! ¡Flecha victoriosa contra Siria! ¡Tú vas a derrotar a los sirios en Afec hasta acabar con ellos! Así que toma las flechas —añadió. El rey las tomó, y Eliseo le ordenó: ¡Golpea el suelo! Joás golpeó el suelo tres veces, y se detuvo. Ante eso, el hombre de Dios se enojó y le dijo: Debiste haber golpeado el suelo cinco o seis veces; entonces habrías derrotado a los sirios hasta acabar con ellos. Pero ahora los derrotarás solo tres veces.” – 1 Reyes 13: 15 – 19 NVI

Después de escuchar el devocional, medita en los siguientes puntos:

Esta mañana me levanté pensando...

…en si alguna vez llegaste a una casa a visitar a alguien, pero nadie abrió, y luego nos dijeron: “si hubieras tocado una vez más te hubiéramos abierto”. Quedamos con ese sinsabor, pero ya no hay nada que hacer porque nos detuvimos en el momento donde debíamos seguir tocando.

1. Creo que muchas cosas de la vida no se dan porque nos faltó hacerlo una o dos veces más, y por vergüenza, prudencia o suposiciones nos quedamos detenidos. Alguien dijo: “Los que se detienen nunca ganan, y los ganadores nunca se detienen”.

2. Una excusa es el motivo o pretexto que se invoca para evitar una obligación, disculpar una falta o justificar una omisión. Las excusas son las razones que permiten que una persona salga libre de las culpas o responsabilidades que se le atribuyen. Además, pueden ser útiles para librarse de obligaciones o compromisos que se pretendan eludir. Las excusas nos impiden avanzar.

3. El hombre siempre tiene una excusa para detenerse, pero las excusas jamás han sido útiles; a nadie le ha ido bien después de excusarse. Eliminemos las excusas para siempre de nuestra vida.

4. La historia de 1 de reyes nos cuenta que Eliseo le dijo a Joás que consiguiera un arco y varias flechas, pusiera su mano sobre el arco, abriera la ventana y dispara. Eliseo declaró: saeta de salvación y saeta de victoria de Dios para herir a los sirios, toma las flechas, golpea la tierra. El rey golpeó tres veces y la tierra se detuvo, pero Eliseo se enojó y le dijo: “debiste haber golpeado cinco o seis veces más, pero por dar solo tres, entonces solo tres veces derrotarás a los sirios”. La pregunta es, ¿de qué se perdió el rey? ¿Qué fue lo que le impidió golpear más veces? Quizás haya sido lo que no te ha dejado a ti tocar una vez más, llamar una vez más, ir una vez más, intentarlo una vez más.

5. No importa cuántas veces tengas que golpear, siempre será necesario hacerlo una vez más, detente solo cuándo hayas logrado por completo la meta.

Please register for a free account to view this content

We hope you have enjoyed the 10 discipleship resources you have read in the last 30 days.
You have exceeded your 10 piece content limit.
Create a free account today to keep fueling your spiritual journey!

Already a member? Login to iDisciple

Related
¿A quién escuchas?
Pastor Mao
Abriendo brecha
Pastor Mao
Excusas y mentiras
Pastor Mao
Obstáculos
Pastor Mao
La actitud correcta
Pastor Mao
Follow Us

Want to access more exclusive iDisciple content?

Upgrade to a Giving Membership today!

Already a member? Login to iDisciple