Siete días de oración y ayuno por nuestro matrimonio

Description

En ocasiones necesitamos algo más que el tiempo regular de oración, para sumergirnos en la batalla espiritual por nuestros esposos y matrimonios.

Todas sabemos más que de sobra que debemos orar por nuestro matrimonio y, sin embargo, siempre terminamos fallando en la base, o por lo menos yo. Hay temporadas en las que oro por mi esposo de día y de noche, y otras en las que lo voy dejando para otro momento; en las que el día pasa, la semana pasa y, sin darme cuenta, he bajado los brazos en mi lucha en oración por él.

Y esta ha sido una de esas temporadas en las que las ocupaciones, los problemas y el día a día han hecho mis oraciones más breves, más genéricas y más débiles... “Señor bendice a mi esposo”, “Señor cuida a mi esposo”... y ya.

Así que he decidido que ya es hora de ser intencional en las oraciones por mi esposo, doblar rodillas y orar con todo por él y por nuestro matrimonio. Y he pensado comenzar un ayuno parcial de una semana y oraciones concretas por mi matrimonio...

¿Por qué incluir los ayunos parciales? Como te dije, yo necesito algo más que un tiempo de oración, necesito un tiempo de involucrarme activamente en la batalla espiritual por mi matrimonio. Por eso, una serie de ayunos acompañando a mi oración me parece una buena manera de hacerlo.

Y volví mi rostro a Dios el Señor,  buscándole en oración y ruego,  en ayuno, cilicio y ceniza”, Daniel 9:3

Cuando nos privamos de algo -como una comida, redes sociales, una afición  o cualquier otra cosa de las que hacemos habitualmente- para centrarnos en Dios durante el tiempo que ocuparíamos en esa actividad, estamos haciendo un ayuno. Tiene la intención de crear en nosotros un espacio vacío que pueda ser llenado por el Señor.

Las claves para el ayuno y la oración son la sinceridad de corazón y la consistencia. Se trata de darle prioridad a nuestra relación con Dios y de clamar a Él por motivos específicos. No es un arma para cambiar a nuestro esposo, más bien, seremos nosotras las transformadas después de pasar este tiempo de comunión íntima e intensa con Dios.

Entonces, esta es mi propuesta para ti: que durante 7 días podamos unirnos en oración y ayuno parcial por nuestros matrimonios. Como estos ayunos son parciales en tiempo o en cosas concretas, tú misma puedes decidir en qué momento del día hacerlos.

Si una semana de ayuno es demasiado tiempo para ti, tómalo como un desafío de oración. No vamos a ser más o menos espirituales por ayunar o no. Que esto sea lo que yo necesito ahora, no quiere decir que sea lo que tú necesitas también. Así que no tengas ningún problema si quieres orar por tu matrimonio durante esta semana sin hacer el ayuno. O cámbialo y, en lugar de ayunar durante una semana seguida, hazlo durante un día a la semana siete semanas seguidas ¡tú decides!

¿Te animas?

Get more encouragement and spiritual direction for your life with iDisciple

Non-registered users are limited to 10 articles per month.
This is your 8th discipleship resource viewed within 30 days. Create a free account today to remove the limit

Already a member? Login to iDisciple

Related
Buscándole a Él
Aviva Nuestros Corazones
Conocer a Dios
Nancy DeMoss Wolgemuth
Desafío a dar gracias (Día 16)
Wendy Bello
Desafío a dar gracias (Día 2)
Wendy Bello
Enchufadas...
Violeta Guerra
Follow Us

Want to access more exclusive iDisciple content?

Upgrade to a Giving Membership today!

Already a member? Login to iDisciple