Siervos humildes

00:00

Description

Al seguir el ejemplo de Jesús, nuestra humildad le dará más valor a nuestro propósito.

“Pero él da mayor gracia. Por esto dice: Dios resiste a los soberbios, y da gracia a los humildes. Someteos, pues, a Dios; resistid al diablo, y huirá de vosotros. Acercaos a Dios, y él se acercará a vosotros. Pecadores, limpiad las manos; y vosotros los de doble ánimo, purificad vuestros corazones. 10 Humillaos delante del Señor, y él os exaltará.” – Santiago 4: 6 - 8, 10 RVR1960

Luego echó agua en un recipiente y comenzó a lavarles los pies a sus discípulos y a secárselos con la toalla que llevaba a la cintura.  Cuando llegó a Simón Pedro, este le dijo: ¿Y tú, Señor, ¿me vas a lavar los pies a mí? Ahora no entiendes lo que estoy haciendo —le respondió Jesús—, pero lo entenderás más tarde. ¡No! —protestó Pedro—. ¡Jamás me lavarás los pies! Si no te los lavo, no tendrás parte conmigo. Entonces, Señor, ¡no solo los pies, sino también las manos y la cabeza! El que ya se ha bañado no necesita lavarse más que los pies —le contestó Jesús—; pues ya todo su cuerpo está limpio. Y ustedes ya están limpios, aunque no todos. Jesús sabía quién lo iba a traicionar, y por eso dijo que no todos estaban limpios. Cuando terminó de lavarles los pies, se puso el manto y volvió a su lugar. Entonces les dijo: ¿Entienden lo que he hecho con ustedes? 13 Ustedes me llaman Maestro y Señor, y dicen bien, porque lo soy. 14 Pues, si yo, el Señor y el Maestro, les he lavado los pies, también ustedes deben lavarse los pies los unos a los otros.15 Les he puesto el ejemplo, para que hagan lo mismo que yo he hecho con ustedes. 16 Ciertamente les aseguro que ningún siervo es más que su amo, y ningún mensajero es más que el que lo envió. 17 ¿Entienden esto? Dichosos serán si lo ponen en práctica.” – Juan 13: 5 - 17 NVI

Después de escuchar el devocional, medita en los siguientes puntos:

Esta mañana me levanté pensando...

…en que el ser humano está constantemente buscando las claves del progreso; herramientas, formas y todo lo que esté a su alcance para prosperar.

1. Siendo Jesús el máximo ejemplo de humildad, aprendemos de él que no le dio valor a su reputación ni a su honor, sino que se ofreció voluntariamente en cada situación al entender que esta era la única forma de glorificar a Dios.

2. Pedro no entendía lo que Jesús hacía. De la misma manera nos ocurrirá a nosotros, la gente que nos rodea, por lo general, no entenderá nuestras acciones humildes porque no es normal; sin embargo, no debemos olvidar que los humildes son quienes marcan la diferencia.

3. Jesús estaba asumiendo la posición más baja del momento. Y, ¿por qué pudo hacerlo? Porque no eran las posiciones ni las actividades las que definían su identidad. Él estuvo dispuesto a tomar el lugar de servidor desde la humildad. Esta fue la mejor manera de mostrarles y enseñarles a sus discípulos lo que significaba ser humildes.

4. Jesús sabía quién era y de donde venía. Por eso no tuvo temor de asumir la posición del esclavo menor, tomar la toalla y lavar los pies de sus discípulos. Es nuestro deber lavarnos los pies, los uno a los otros; Jesús nos puso este ejemplo con su humildad para que nosotros también hiciéramos lo mismo.

5. Alguien dijo un día: “este mundo no necesita besadores de anillos, sino lavadores de pies”. Nuestro carácter debe alcanzarnos para tomar esta posición. Nuestra influencia se extenderá y será la humildad la que le de valor exponencial a nuestro propósito.

Please register for a free account to view this content

We hope you have enjoyed the 10 discipleship resources you have read in the last 30 days.
You have exceeded your 10 piece content limit.
Create a free account today to keep fueling your spiritual journey!

Already a member? Login to iDisciple

Related
Orgullo o confianza
Larry Burkett
Una ciudad sobre un monte
Dr. Charles Stanley
Sin plazos forzosos
Andrés Spyker
Doble estándar
Bayless Conley
Un fruto para los demás
Pastor Mao
Follow Us

Want to access more exclusive iDisciple content?

Upgrade to a Giving Membership today!

Already a member? Login to iDisciple