Siendo excepcional en el trabajo

Description

Sé el trabajador excepcional que Dios diseñó siguiendo los siguientes pasos.

“Y todo lo que te venga a la mano, hazlo con todo empeño; porque en el sepulcro, adonde te diriges, no hay trabajo ni planes ni conocimiento ni sabiduría”, Eclesiastés 9:10 (NVI)

La calidad de tu trabajo es la expresión tangible de la realidad invisible que el poder de Dios está obrando en tu corazón.

Cuando se trata de trabajar, Dios quiere que dediques todo tu esfuerzo a la tarea. Así que, sé el trabajador excepcional que Dios te hizo siguiendo estos pasos:

1. Ten una actitud de "sí". Una actitud alegre en tu trabajo puede reducir la fricción en tu oficina, con tus clientes y hasta en el hogar.

2. Asume voluntariamente los aspectos difíciles de tu trabajo junto con lo deseable. Tu disposición de aceptar la responsabilidad de las tareas -aquellas que impliquen problemas y desafíos- te distinguirá y permitirá marcar la diferencia. Mediante estas asignaciones, conocerás tus limitaciones humanas y la necesidad de contar con la fuerza de Dios. Descubrirás que Él es capaz de hacer más de lo que jamás podrías pedir o imaginar.

3. No determines tu mejor esfuerzo de acuerdo con los estándares de la perfección. Solo Dios es perfecto, pero eso no quiere decir que debes conformarte con la mediocridad. En su lugar, sigue con el fin de alcanzar la excelencia. El famoso entrenador de fútbol americano Vince Lombardi una vez dijo: "La perfección no es alcanzable, pero si perseguimos la perfección podremos hallar la excelencia". 

 

Lectura Bíblica Diaria

Hechos 10-11

Please register for a free account to view this content

We hope you have enjoyed the 10 discipleship resources you have read in the last 30 days.
You have exceeded your 10 piece content limit.
Create a free account today to keep fueling your spiritual journey!

Already a member? Login to iDisciple

Related
El equilibrio entre el hogar y el trabajo
Chuck Bentley
La fe trabaja (Parte 3)
Enrique Bremer
Voy a disfrutar mi trabajo
Andrés Corson
Más que palabras
Pastor Mao
Dos clases de oraciones
Pastor Mao
Follow Us

Want to access more exclusive iDisciple content?

Upgrade to a Giving Membership today!

Already a member? Login to iDisciple