;

Siembra y cosecha

Description

Este principio no solo aplica a la hora de ser generosos, sino para el momento de compartir tiempo en la obra del Señor.

“No os dejéis engañar, de Dios nadie se burla; pues todo lo que el hombre siembre, eso también segará” – Gálatas 6:7

La mayoría de los cristianos están familiarizados con el principio de la siembra y la cosecha tal como aplica a la hora de dar - aunque pocos realmente lo creen.

Ese mismo principio aplica al momento de compartir tiempo en la obra del Señor. De la misma manera que Dios puede multiplicar los frutos de nuestro trabajo, también puede multiplicar el uso de nuestro tiempo. Cualquier buen administrador sabe que diez minutos empleados en una planificación productiva es más valioso que dos horas dedicadas a la confusión y frustración.

Por lo tanto, una de las primeras cosas que un cristiano ocupado, frustrado y trabajado necesita hacer, es dedicar la mejor parte del día, semana, mes y año para el Señor.

El hacerlo significará reordenar prioridades en el trabajo y en el hogar para permitir tiempo a solas con Dios.

Ningún otro objetivo será significativo hasta que el primero y más importante sea tratado: tu relación con Dios.

Lectura Bíblica Diaria

Éxodo 14-15

Please register for a free account to view this content

We hope you have enjoyed the 10 discipleship resources you have read in the last 30 days.
You have exceeded your 10 piece content limit.
Create a free account today to keep fueling your spiritual journey!

Already a member? Login to iDisciple

Related
Usa tus dones como un acto de adoración
Pastor Rick Warren
La promesa de la elección
Jonathan Domingo
Dios ama a todos, sin excepción
Dr. Charles Stanley
Aquila y Priscila
Edurne Mencía
Verdaderos Adoradores (Parte 2)
Randy Morrison
Follow Us

Want to access more exclusive iDisciple content?

Upgrade to a Giving Membership today!

Already a member? Login to iDisciple