;

Seis características de una mujer prudente

Description

La prudencia es una de las virtudes más valoradas por Dios en Sus hijas. Estas son sus características.

La casa y las riquezas son herencia de los padres;  Mas de Jehová la mujer prudente”, Proverbios 19:14

¿Qué es ser prudente? El diccionario define la prudencia como la “calidad de la persona que obra con moderación y sensatez para evitar aquello que le puede causar perjuicio”. Investigando en la Biblia sobre este tema, encontré un versículo de Isaías que me pareció una definición buenísima de este término:

El que camina en justicia y habla lo recto; el que aborrece la ganancia de violencias, el que sacude sus manos para no recibir cohecho, el que tapa sus oídos para no oír propuestas sanguinarias; el que cierra sus ojos para no ver cosa mala; éste habitará en las alturas; fortaleza de rocas será su lugar de refugio; se le dará su pan, y sus aguas serán seguras”, Isaías 33:15-16

Es decir, una persona prudente es aquella que evita todo lo que le puede causar perjuicios como no tener refugio, agua o pan. ¿Qué características adornan a una mujer prudente? Puedo darte 6 en el día de hoy:

1. Refrena sus labios.

En las muchas palabras no falta pecado; Mas el que refrena sus labios es prudente”, Proverbios 10:9

No es una mujer que habla a la ligera, sin pensar o con fatuidad. Es una mujer que piensa antes de hablar, que habla con propiedad, sin atacar con sus palabras ni levantar la voz. Una mujer que no cae en chismes ni en murmuración, sino que utiliza su boca para animar y alentar a otros. Una mujer que, cuando tiene que marcar una falta, lo hace con amor y misericordia.

2. No hace caso de la infamia.

El necio al punto da a conocer su ira; Mas el que no hace caso de la injuria es prudente”, Proverbios 12:16

Es una mujer que no le teme a la crítica, que no se desanima ni se irrita cuando alguien habla de ella aunque lo que digan no sea cierto. Una mujer que sabe quién es y que debe amar a sus enemigos y orar por los que la ultrajan. Una mujer que tiene su valor en quién es en el Señor, no en lo que otros digan sobre ella.

3. Procede con sabiduría.

Todo hombre prudente procede con sabiduría; Mas el necio manifestará necedad”, Proverbios 13:16

Es una mujer que no actúa a la ligera ni por impulso. Una mujer reflexiva, que ora antes de actuar, que piensa qué va a hacer, cómo lo va a hacer y por qué. Una mujer que busca la sabiduría que viene de lo alto para conducirse en su vida.

4. Edifica su vida sobre la Roca.

Cualquiera, pues, que me oye estas palabras, y las hace, le compararé a un hombre prudente, que edificó su casa sobre la roca”, Mateo 7:24-27

Es una mujer con una vida cristo-céntrica, que busca agradar a Dios en todo y que vive de acuerdo a la voluntad de Dios para Su vida. Una mujer que edifica su vida en Cristo, la Roca de su salvación, en lo eterno, no en lo temporal.

5. Trata bien a otros.

¿Quién es, pues, el siervo fiel y prudente, al cual puso su señor sobre su casa para que les dé el alimento a tiempo?”, Mateo 24:45-51

Es una mujer que no aprovecha el estar en una posición para tratar mal a otros. Una mujer que respeta a los demás, que respeta a su esposo, a sus hijos, a sus amigos y hermanos. Una mujer que no toma ventaja de los más desfavorecidos, sino que busca ayudar al prójimo tendiendo la mano al vecino. Una mujer que sabe dónde está parada y cuáles son sus obligaciones.

6. Está preparada para la venida de Cristo.

Cinco de ellas eran prudentes y cinco insensatas...”, Mateo 25:1-13

Es una mujer que sabe que Cristo viene a buscar a Su iglesia y está ocupada en la obra de Dios, tanto dentro de su hogar en el ministerio con su familia, como fuera de él. Una mujer que tiene claridad en sus prioridades y desea poner coronas a los pies del Señor. Una mujer entregada a Cristo y a Su obra.

¿Te consideras una mujer prudente? ¿Hay alguna de las características anteriores en la que necesites mejorar?

Related
¡Impura!
Nancy DeMoss Wolgemuth
De la vida y un sándwich quemado
Wendy Bello
Cinco formas de hablar que destruyen una familia
Edurne Mencía
Con la mirada en la meta
Larissa Sosa-VanHorn
¿Necedad o sabiduría?
Violeta Guerra
Follow Us

Want to access more exclusive iDisciple content?

Upgrade to a Giving Membership today!

Already a member? Login to iDisciple