Sea vigilante

Description

Si no somos cuidadosos, cualquiera puede perder el filo espiritual, aun el que se siente más fuerte.

En el devocional anterior comenzamos a ver las lecciones que podemos aprender sobre cómo recobrar nuestro filo espiritual. En la historia de 2 Reyes 6:4–5 se nos dice sobre un hombre que perdió el hierro de su hacha:

"Fue, pues, con ellos; y cuando llegaron al Jordán, cortaron árboles. Pero sucedió que cuando uno de ellos estaba derribando un tronco, el hierro del hacha se le cayó al agua; y gritó, y dijo: ¡Ah, señor mío, era prestado!" (LBLA)

Note que este hombre estaba trabajando fuerte, derribando un árbol. Pero, en medio de su esfuerzo, pierde el hierro de su hacha. El hierro del hacha cae al agua.

Ahora, quizás esté pensando: “Bueno, uno no terminaría así, perdiendo el hierro, salvo que estuviese fuera de la voluntad de Dios”.

Sin embargo, si lee el devocional anterior, se dará cuenta de que estos hombres están en la voluntad de Dios. Se están moviendo con permiso divino. El profeta no solamente dijo: “¡vayan!”, sino que fue con ellos, mostrándoles cómo esto era lo correcto.

O quizás piense: “Seguro que un hombre o una mujer espiritual no perderían su filo espiritual”. No, nada indica que el hombre que perdió su hierro no era espiritual. Todo indica que estaba espiritualmente fuerte.

Entonces, ¿qué nos enseña esto? Nos enseña que debemos tener cuidado en pensar que no podemos perder nuestro filo espiritual. Nos puede suceder a todos si no somos cuidadosos.

Amigo, es vital cuidarnos de no perder nuestro filo espiritual. Esto es algo que debemos trabajar para mantenerlo. El hecho de que lo tenga hoy no significa que lo tendrá mañana.

La buena noticia es que si usted ha perdido su filo espiritual, lo puede recuperar. Mejor aún, sea vigilante en mantenerlo—permanezca afilado para Dios.

Please register for a free account to view this content

We hope you have enjoyed the 10 discipleship resources you have read in the last 30 days.
You have exceeded your 10 piece content limit.
Create a free account today to keep fueling your spiritual journey!

Already a member? Login to iDisciple

Related
Tres pasos para tener un caminar más íntimo con Dios
Edurne Mencía
Orando en la voluntad de Dios
Luis Palau
Eligiendo orar en lugar de preocuparnos
Ama a Dios Grandemente
Labrando la Tierra del Corazón: La oración
Primeros15
Revelación continua
Primeros15
Follow Us

Want to access more exclusive iDisciple content?

Upgrade to a Giving Membership today!

Already a member? Login to iDisciple