Sanado, transformado, liberado

Description

Elige hoy curar tus heridas para que puedas vivir con alegría y paz en lugar de angustia y dolor.

Pasaje Bíblico: “Alaba, alma mía, al Señor, y no olvides ninguno de sus beneficios. Él perdona todos tus pecados y sana todas tus dolencias; él rescata tu vida del sepulcro y te cubre de amor y compasión”. Salmo 103:2-4

Muy a menudo como creyentes, nos conformamos con tener vidas menos abundantes de lo que Dios quiere para nosotros. Dios tiene el deseo y la capacidad de hacer mucho más de lo que jamás podríamos pedir o imaginar (Efesios 3:20). Él anhela que vivamos sanados, transformados y liberados de los lazos del pecado y la esclavitud del mundo. Mientras observamos los planes de Dios para la sanación, la transformación y la libertad, oro para que estés lleno de hambre por la vida plena que tienes a tu disposición en Cristo Jesús.

Jesús pasó la mayor parte de su ministerio haciendo obras poderosas de curación física y emocional, y una vez que ascendió al cielo, pasó el ministerio de sanación a sus discípulos y les dio poder para hacer obras aún mayores (Juan 14:12). Dios nunca ha dejado de buscar curar las dolencias y los corazones de aquellos a quienes ama.

Muy a menudo permitimos que las heridas de este mundo se asienten en nuestros corazones y dicten la forma en que vivimos nuestras vidas. Llegamos a estar de acuerdo con la mentira de que los dolores de nuestro pasado son solo parte de la vida y que el verdadero coraje está en tomar lo que nos ha dolido, levantarnos con nuestra propia fuerza y ​​seguir adelante. Dios quiere curarnos esas heridas. El Salmo 147:3 dice claramente: “[El Señor] restaura a los de corazón quebrantado y cubre con vendas sus heridas”. Dios anhela encontrarse contigo allí donde están tus heridas y sanarte. Desea revelarte cuánto le importa tu dolor, quiere llenarte con su presencia amorosa y caminar contigo a través del proceso de curación. Elige hoy curar tus heridas para que puedas vivir con alegría y paz en lugar de angustia y dolor.

Nuestro Dios es un Dios de transformación. Él nos ama así como estamos, pero le importamos demasiado como para permitirnos vivir con las mentiras, perspectivas y actividades que nos roban la vida abundante por la que Jesús murió. Romanos 12:2 dice: “No se amolden al mundo actual, sino sean transformados mediante la renovación de su mente. Así podrán comprobar cuál es la voluntad de Dios, buena, agradable y perfecta”. Dios desea renovar tu mente según la verdad de su amor, cercanía, poder y gracia. Él desea transformarte en un mejor reflejo de Jesús para que puedas vivir al máximo. Él anhela llenarte con deseos y pasiones que te guiarán a una vida de propósito y de impacto eterno. Di sí a ser transformado por el Espíritu de Dios y la palabra para que puedas experimentar la vida abundante que solo tenemos en Dios.

Por último, Dios anhela que vivas esta vida liberado de los pecados y los caminos de este mundo. 1 Pedro 2:16 dice: “[Actúen] como personas libres que no se valen de su libertad para disimular la maldad, sino que viven como siervos de Dios”. Gálatas 5:1 dice: “Cristo nos libertó para que vivamos en libertad. Por lo tanto, manténganse firmes y no se sometan nuevamente al yugo de esclavitud”. 2 Corintios 3:17 dice: Ahora bien, el Señor es el Espíritu; y, donde está el Espíritu del Señor, allí hay libertad”. La sangre del Cordero compró la libertad para ti. Ya no eres esclavo de este mundo, sino esclavo de la justicia. En el Espíritu Santo eres libre de toda búsqueda pasada y toda tentación presente si simplemente sigues su guía hacia un estilo de vida de justicia. Elige la libertad. Elige seguir al Espíritu alejándote de aquello que te llevará al pecado y acercándote a lo que te llenará de deseos de santidad.

Tómate un tiempo en la oración guiada para meditar en la Biblia y buscar de todo corazón un estilo de vida de sanación, transformación y libertad con la ayuda de tu Padre celestial.

Guía de Oración:

1. Medita sobre la importancia y la disponibilidad que tenemos de una vida sanada, transformada y liberada.

“Él mismo, en su cuerpo, llevó al madero nuestros pecados, para que muramos al pecado y vivamos para la justicia. Por sus heridas ustedes han sido sanados”. 1 Pedro 2:24

“Así, todos nosotros, que con el rostro descubierto reflejamos como en un espejo la gloria del Señor, somos transformados a su semejanza con más y más gloria por la acción del Señor, que es el Espíritu”. 2 Corintios 3:18

“[Actuén] como personas libres que no se valen de su libertad para disimular la maldad, sino que viven como siervos de Dios”. 1 Pedro 2:16

2. ¿En qué áreas necesitas sanación, transformación y libertad hoy?

3. Pídele al Señor lo que necesites. Confía en su bondad y ten fe en que él te proporcionará todo lo que necesites cuando se lo pidas.

“Alaba, alma mía, al Señor, y no olvides ninguno de sus beneficios. Él perdona todos tus pecados y sana todas tus dolencias; él rescata tu vida del sepulcro y te cubre de amor y compasión”. Salmo 103:2-4

“Por eso les digo: Crean que ya han recibido todo lo que estén pidiendo en oración, y lo obtendrán”. Marcos 11:24

“Esta es la confianza que tenemos al acercarnos a Dios: que, si pedimos conforme a su voluntad, él nos oye. Y, si sabemos que Dios oye todas nuestras oraciones, podemos estar seguros de que ya tenemos lo que le hemos pedido”. 1 Juan 5:14-15

No seamos hijos que se conforman con menos de lo que nuestro Padre celestial tiene para nosotros. Que podamos escuchar y recibir toda la riqueza de la verdad, el amor y la gracia que nuestro Dios anhela darnos. Busca hoy con todo tu corazón la vida que Dios quiere para ti y vive sabiendo que tu Dios te está guiando a aguas más tranquilas y pastos más verdes de los que jamás has conocido.

Lectura Complementaria: Salmo 103

Por Craig Denison

Please register for a free account to view this content

We hope you have enjoyed the 10 discipleship resources you have read in the last 30 days.
You have exceeded your 10 piece content limit.
Create a free account today to keep fueling your spiritual journey!

Already a member? Login to iDisciple

Related
Jesús amó a Lázaro aunque lo dejó morir
Itiel Arroyo
Al Taller Del Maestro
Alex Campos
Vuelve
Alex Campos
Dios es la salida
Pastor Mao
Voz de Júbilo (Parte 2): Rompiendo Cadenas
Chris Richards
Follow Us

Want to access more exclusive iDisciple content?

Upgrade to a Giving Membership today!

Already a member? Login to iDisciple