;

Salvación: lo que había que hacer ya se ha hecho

Description

Esta es la diferencia fundamental entre el Cristianismo y las demás religiones.

“Dios, por su generoso amor, aprueba a todos gratuitamente. Es un regalo de Dios hecho posible porque Jesucristo hizo lo necesario para liberarnos del pecado”, Romanos 3:24 (PDT). 

Si te encuentras en la calle y le preguntaras al azar a 50 personas “¿cómo puedes ir al cielo?”, vas a recibir diferentes clases de respuestas. Pero básicamente todas se resumirán en una sola idea: tienes que ganar el camino al Cielo. Te dirán: “Trata de ser bueno y da siempre lo mejor de ti”, o “haz más cosas buenas que malas en la vida”.

Todo esto es basarse en obras y no en la gracia. 

Romanos 3:24 dice: “Dios, por su generoso amor, aprueba a todos gratuitamente. Es un regalo de Dios hecho posible porque Jesucristo hizo lo necesario para liberarnos del pecado”. Dios nos dice que ¡la salvación es absolutamente gratis! No tienes que trabajar para recibir un regalo, ni tampoco puedes ganártelo o comprarlo. 

Esta es la diferencia fundamental entre el Cristianismo y las demás religiones. Todos los demás sistemas de creencias pueden resumirse en una sola palabra: “Hacer”.  Tienes que hacer ciertas cosas con el fin de ganar felicidad, ganar el Cielo, ganar la aprobación de Dios. Esto es una serie de reglas, regulaciones y rituales. 

Ahora, si quisieras resumir el Cristianismo en una sola palabra, esta sería: “Hecho”.

Un joven me preguntó una vez: “Pastor Rick, ¿qué puedo hacer para ser salvo?” Le conteste, “Llegaste tarde” (el joven se estremeció) “¡Tienes cerca de 2.000 años de estar tarde! Lo que tenías que hacer para tu salvación ya está hecho y tú ya no puedes hacer nada al respecto”.  

Jesucristo ya lo hizo. Él pagó por tu salvación en la cruz y ahora te ofrece Su gracia como un regalo para ti. Es por eso que cuando Jesucristo fue crucificado con los brazos abiertos en la cruz, una de las cosas que dijo fue “Todo está consumado.” ¿Qué significa esto?: la salvación de cada creyente, tu salvación – el plan de otorgar gracia a cada persona que la necesite. 

Tú no vas a ir al Cielo basándote en las cosas buenas que hagas. Tú vas a ir al Cielo basándote en lo que ya ha hecho Jesucristo por ti. 

No hay nada que puedas hacer por ti mismo para salvarte. Sólo acepta el regalo de Dios para tu Salvación.

Reflexiona sobre esto: 

- ¿Por qué crees que es tan difícil para la gente aceptar el regalo de salvación de Dios que es gratis?

- ¿Qué nos dice este regalo acerca de la naturaleza de Dios?

- ¿Cuáles son las cosas que haces para tratar de ganar un favor de Dios? ¿En vez de hacer esas cosas, cuál crees que sea la motivación que Dios quiere que tengas?


Para más recursos en español de Esperanza Diaria, haz clic aquí

Este devocional ©2016 por Rick Warren. Todos los derechos reservados. Usado con permiso.

Related
Nuestro Padre perdonador
Dr. Charles Stanley
Jesucristo: El Hijo de Dios
Dr. Charles Stanley
Miénteme (Parte 4): Mentiras religiosas
Juan Vereecken
Corriendo con los Gigantes (Parte 9): Jesús
Juan Vereecken
Si acaso se me olvida (Parte 2): El plan de amor
Guillermo y Milagros Aguayo
Follow Us

Want to access more exclusive iDisciple content?

Upgrade to a Giving Membership today!

Already a member? Login to iDisciple