;

Respirar es vital. ¡Orar también!

Description

Si haces de la comunión con Dios una costumbre, con el tiempo será tan natural como lo es respirar.

¡Espero que hoy estés en forma, rebosante de energía y dispuesto(a) a empezar con fuerza este nuevo día que se abre paso ante ti!

Seguro que tienes muchas cosas que hacer hoy. Sin embargo, estoy convencido de que hay algo que no has apuntado en tu lista de tareas, y sin la cual no podrías hacer nada: respirar.

Algo tan vital para nosotros como respirar no suele ser objeto de nuestra reflexión. Sin embargo, tenemos la necesidad esencial y natural de respirar continuamente, sin parar. El ser humano efectúa unos 20.000 ciclos respiratorios al día: inspiramos y espiramos constantemente. ¡Menos mal que no necesitas pensar en cada respiración! No planificas tu respiración, sino que sencillamente respiras, eso es todo.

Del mismo modo, la oración y la comunión con Dios es indispensable para una vida espiritual equilibrada. Tomarse tiempo cada día para hablar con Dios y recibir Su consejo y aliento en nuestra vida es indispensable. Es lo que hago cada mañana antes de saltar de la cama: enfoco mis pensamientos en el Señor, en Su grandeza, en Su bondad, en Su benevolencia, en Su amor… Inspiro y espiro: recibo Su vida, y yo le doy la mía.

Tu comunión con Dios es lo que te mantiene “en vida” cada día. Es sencillamente vital. Te invito a hacer de ello más que una costumbre, un estilo de vida. Con el tiempo, hablar con Dios y buscar su consejo será tan natural para ti como lo es respirar.

Te deseo una semana bendecida,

Gracias por existir, 

Eric Célérier

 

Related
Escucharás a Dios cuando quieras
Pastor Rick Warren
El corazón de la cuestión
Bayless Conley
¿Qué es la Oración?
Primeros15
Dios anhela que conozcamos su voz
Primeros15
La importancia de acercarnos
Primeros15
Follow Us

Want to access more exclusive iDisciple content?

Upgrade to a Giving Membership today!

Already a member? Login to iDisciple