Relación y obediencia

00:00

Description

Jamás podremos vivir bajo el verdadero temor de Dios como resultado de una religión.

“Dichosos todos los que temen al Señor, los que van por sus caminos. Lo que ganes con tus manos, eso comerás; gozarás de dicha y prosperidad. En el seno de tu hogar, tu esposa será como vid llena de uvas; alrededor de tu mesa, tus hijos serán como vástagos de olivo. Tales son las bendiciones     de los que temen al Señor. Que el Señor te bendiga desde Sión, y veas la prosperidad de Jerusalén todos los días de tu vida. Que vivas para ver a los hijos de tus hijos. ¡Que haya paz en Israel!” – Salmos 128 NVI

“Conozcamos al Señor; vayamos tras su conocimiento. Tan cierto como que sale el sol, él habrá de manifestarse; vendrá a nosotros como la lluvia de invierno, como la lluvia de primavera que riega la tierra.” – Oseas 6:3 NVI

Después de escuchar el devocional, medita en los siguientes puntos:

Esta mañana me levanté pensando...

…en que muy seguramente podemos enseñar sobre las consecuencias de la desobediencia o de la obediencia, pero podemos hacerlo solo a través de la experiencia que hemos vivido.

1. No puede haber obediencia sin temor; el temor a Dios es el resultado de una relación permanente, íntima y creciente con Dios a través de una comunicación constante con el Espíritu Santo en oración y por la lectura de la Palabra.

2. La vida es un aprendizaje que nos ayuda a obedecer. Cuando obedecemos de acuerdo con lo que Dios pone en nuestros corazones, los resultados son mucho mejores y a su vez nos convertirnos en personas imparables.

3. Jamás podríamos vivir bajo el verdadero temor de Dios como resultado de una religión, no puede haber obediencia sin temor, y como el comienzo del temor a Dios es la sabiduría, entonces no podría haber una verdadera obediencia si no hay sabiduría como base de todo.

4. Conocer a Dios e ir tras su conocimiento es una acción y una decisión propia; no es una obligación sino un deseo. El Señor se dejará conocer, abrirá su corazón para que sepamos quién es él, cómo piensa y qué es lo que quiere recibir. Conocer a Dios está relacionado con la disposición de nuestro corazón, por eso es necesario pasar tiempo con él para lograr conocerlo.

5. Así como sale el sol cada mañana será la manifestación de Dios en nuestras vidas. Vendrá a nosotros como lluvia, nada lo podrá detener. Al sol y a la lluvia nada los detiene, son imparables, y de esta misma manera será la presencia de Dios en la vida de todo aquel que decida conocerlo para así obedecerlo.

 


Please register for a free account to view this content

We hope you have enjoyed the 10 discipleship resources you have read in the last 30 days.
You have exceeded your 10 piece content limit.
Create a free account today to keep fueling your spiritual journey!

Already a member? Login to iDisciple

Related
No estás demasiado lejos
Ama a Dios Grandemente
Antes de ser libres (Parte 3): Quitándole legalidad al Diablo
Alejandro Escobedo
Cultura de la resurrección (Parte 2)
Primeros15
Más claro y más lejos
Pastor Mao
Sueños y visiones
Andrés Spyker
Follow Us

Want to access more exclusive iDisciple content?

Upgrade to a Giving Membership today!

Already a member? Login to iDisciple