Reacciones

00:00

Description

La mansedumbre debe ser nuestra mejor reacción ante las grandes ofensas, porque termina desarmando a los críticos.

Todavía estaba hablando Jesús cuando llegó Judas, uno de los doce. Lo acompañaba una gran turba armada con espadas y palos, enviada por los jefes de los sacerdotes y los ancianos del pueblo. 48 El traidor les había dado esta contraseña: «Al que le dé un beso, ese es; arréstenlo». 49 En seguida Judas se acercó a Jesús y lo saludó. —¡Rabí! —le dijo, y lo besó. 50 —Amigo —le replicó Jesús—, ¿a qué vienes? Entonces los hombres se acercaron y prendieron a Jesús. 51 En eso, uno de los que estaban con él extendió la mano, sacó la espada e hirió al siervo del sumo sacerdote, cortándole una oreja. 52 —Guarda tu espada —le dijo Jesús—, porque los que a hierro matan, a hierro mueren.  ¿Crees que no puedo acudir a mi Padre, y al instante pondría a mi disposición más de doce batallones de ángeles? 54 Pero, entonces, ¿cómo se cumplirían las Escrituras que dicen que así tiene que suceder?  55 Y de inmediato dijo a la turba:— ¿Acaso soy un bandido, para que vengan con espadas y palos a arrestarme? Todos los días me sentaba a enseñar en el templo, y no me prendieron. 56 Pero todo esto ha sucedido para que se cumpla lo que escribieron los profetas. Entonces todos los discípulos lo abandonaron y huyeron.” – Mateo 26: 47 – 56 NVI

Después de escuchar el devocional, medita en los siguientes puntos:

Esta mañana me levanté pensando...

…en cuántas veces hemos reaccionado mal en contra de otras personas como consecuencia de una circunstancia difícil e incómoda que hemos vivido.

1. Uno de los discípulos del Señor no soportó que lo arrestaran, y sin mansedumbre sacó su espada y atacó a uno de los soldados. Este discípulo no entendía lo que estaba pasando y no pudo controlarse porque aún la mansedumbre no operaba en él.

2. Los mansos no hacen lo que pueden, sino lo que deben. Jesús siempre pudo controlar sus emociones para llegar a cumplir su propósito. No actuar con mansedumbre nos detiene y nos quita la capacidad para ser imparables.

3. Jesús fue sometido a falsos testimonios y burlas; él solo comprendió de manera sabía lo que estaba pasando, sabía que hablar o defenderse era dejarse provocar. A través de la mansedumbre logró controlarse, dominarse y sacar su verdadera fuerza para culminar el plan de la salvación de la humanidad.

4. La mansedumbre es el remedio para las grandes ofensas, termina desarmando a los críticos. Debemos comprender que cuanto más exitosos seamos, más criticados seremos; sin embargo, nuestra tarea es mantenernos siempre mansos.

5. La gente está esperando que nos levantemos a la defensiva cuando recibimos un ataque. Siempre habrá personas hablando en contra nuestra, pero debemos responder con mansedumbre. Actuar como mansos nos permite ser imparables en el cumplimiento de nuestros sueños.


Please register for a free account to view this content

We hope you have enjoyed the 10 discipleship resources you have read in the last 30 days.
You have exceeded your 10 piece content limit.
Create a free account today to keep fueling your spiritual journey!

Already a member? Login to iDisciple

Related
Elija amar
Bayless Conley
Sea una persona misericordiosa
Bayless Conley
Espíritu de división
Andrés Corson
Mansos y astutos
Pastor Mao
¿Quieres ser un pacificador?
Un Milagro Cada Día
Follow Us

Want to access more exclusive iDisciple content?

Upgrade to a Giving Membership today!

Already a member? Login to iDisciple