Razones para rendir nuestra vida a Cristo

Description

El camino de Dios es el mejor y ofrece esperanza, gozo y paz.

Leer 1 Corintios 6:19-20

Dios nos dice que rindamos nuestra vida a Él. Esta no es una tarea fácil. Todos nuestros planes, todos los deseos que sentimos, cada derecho que una vez  pareció ser nuestro, todo es puesto a un lado para dar paso a la voluntad de nuestro Rey. Pero quizás usted se ha preguntado por qué Dios nos pide esto. El Señor tiene pleno derecho a exigirnos que le demos  nuestro todo.

Primero, las Sagradas Escrituras nos enseñan que Él es el Rey soberano del universo entero (Salmo 135:6). Por eso, estamos bajo Su autoridad, ya sea que decidamos someternos a Él o no. Luego, por medio de Su muerte y resurrección, el Señor Jesús nos salvó del pecado y sus consecuencias. Por tanto, nuestra deuda con Él es impagable. Por último, Él  nos sostiene; debemos considerar cada respiración y cada latido del corazón como un regalo de Dios.

Sin duda, el Señor tiene derecho a pedirnos que rindamos nuestra vida a Él. Al mismo tiempo, la entrega nos conviene. El Padre celestial promete que obedecerle lleva a la esperanza y a un futuro seguro. Salmo 31:19 dice: “¡Cuán grande es tu bondad, que has guardado para los que te temen!” Así que, aunque Él es el Todopoderoso, con toda la autoridad para exigir nuestra vida, promete cuidar de nosotros y hacer lo que más nos favorecerá.

¿Está usted dispuesto a obedecer a Jesús? Su camino es el mejor y ofrece esperanza, gozo y paz. No siempre nos gustará lo que Él decida hacer, pero promete disponer todas las cosas para nuestro bien. ¿Quisiera usted confiar en Dios lo suficiente como para entregarle su vida?

Please register for a free account to view this content

We hope you have enjoyed the 10 discipleship resources you have read in the last 30 days.
You have exceeded your 10 piece content limit.
Create a free account today to keep fueling your spiritual journey!

Already a member? Login to iDisciple

Related
Haciendo lo que aborrezco
Bryant Wright
El conflicto
Dr. Charles Stanley
Desperdiciarse en Jesus
Itiel Arroyo
Antes de ser libres (Parte 1): ¿Apesadumbrado o arrepentido?
Alejandro Escobedo
Renovación interior
Pastor Mao
Follow Us

Want to access more exclusive iDisciple content?

Upgrade to a Giving Membership today!

Already a member? Login to iDisciple