;

"¿Quién te golpeó?"

Description

Toda humillación y sufrimiento soportado por Jesús, además de la forma como respondió a ello, tuvo un objetivo claro: tu vida.

Los que aprehendieron a Jesús lo llevaron ante el sumo sacerdote Caifás, donde estaban reunidos los escribas y los ancianos… Pero Jesús guardó silencio. Entonces el sumo sacerdote le dijo: “Te ordeno en el nombre del Dios viviente, que nos digas si tú eres el Cristo, el Hijo de Dios.” Jesús le respondió: “Tú lo has dicho.”… El sumo sacerdote se rasgó entonces las vestiduras y dijo: “¡Ha blasfemado! ¿Qué necesidad tenemos de más testigos? ¡Ustedes acaban de oír su blasfemia! ¿Qué les parece?” Y ellos respondieron: “¡Que merece la muerte!” Entonces unos lo escupieron en el rostro, y le dieron puñetazos; y otros lo abofeteaban y decían: “¡Profetízanos, Cristo; dinos quién te golpeó!” – Mateo 26:57, 63-68

Fue un juego sádico. Abofeteaban y golpeaban a Jesús, y le preguntaban: “¿Quién te golpeó?” No entendí esto hasta que vi Lucas 22:64, donde dice que a Jesús le vendaron los ojos. Estaban “probando” sus habilidades como Mesías. ¡Después de todo, el Hijo de Dios seguramente debería poder decir quién lo golpeó, con los ojos vendados o no!

De lo que no se dieron cuenta fue que Jesús ya sabía la respuesta a esa pregunta. Pocas horas antes, Jesús había advertido a sus discípulos: “Todos ustedes se escandalizarán de mí. Está escrito: ‘Heriré al pastor, y las ovejas serán dispersadas’” (Marcos 14:27).

Jesús citó Zacarías 13, donde Dios dice: “¡Ataca al pastor, y se dispersarán las ovejas!” Esto se hizo realidad en el sufrimiento y la muerte de Jesús. Por el plan de Dios, él sufrió el daño y sus seguidores se dispersaron.

Sin embargo, no terminó allí. Dios tomó ese mal y lo convirtió en nuestra salvación. Como él continúa diciendo a través del profeta Zacarías: “Invocarán mi nombre, y yo les responderé… ‘Ustedes son mi pueblo’, y ellos me dirán: ‘El Señor es nuestro Dios.’”

Entonces ahora sabemos las respuestas a estas preguntas. ¿Quién eres? Dios. ¿Quién te golpeó? Dios. ¿Quién recibió los beneficios de perdón, misericordia, y vida eterna? El pueblo de Dios: todos los que confían en el Señor Jesús.

ORACIÓN: Señor, gracias por lo que cargaste por mí. Amén.

Para reflexionar:

- ¿Alguna vez has sufrido por el bien de otra persona? ¿Cuándo?

- ¿Por qué crees que Dios se aseguró de que el sufrimiento por el mal humano cayera sobre sí mismo?

Por: Dra. Kari Vo

Related
Entre nosotros quiso caminar
Andrés Corson
¿De verdad Cristo lo vale?
John Piper
El Síndrome de Jonás
Itiel Arroyo
¿Si sólo lo pienso no es pecado?
Dr. Jorge H. López
¿Es Jesús un mito?
Alex Sampedro
Follow Us

Want to access more exclusive iDisciple content?

Upgrade to a Giving Membership today!

Already a member? Login to iDisciple