¿Qué le posee?

Description

No permitamos que nuestras posesiones nos posean.

En Marcos 10:17–22, esto es lo que leemos:

"Cuando Jesús estaba ya para irse, un hombre llegó corriendo y se postró delante de él. ―Maestro bueno —le preguntó—, ¿qué debo hacer para heredar la vida eterna? ―¿Por qué me llamas bueno? —respondió Jesús—. Nadie es bueno sino solo Dios. Ya sabes los mandamientos: 'No mates, no cometas adulterio, no robes, no presentes falso testimonio, no defraudes, honra a tu padre y a tu madre'. ―Maestro —dijo el hombre—, todo eso lo he cumplido desde que era joven. Jesús lo miró con amor y añadió: ―Una sola cosa te falta: anda, vende todo lo que tienes y dáselo a los pobres, y tendrás tesoro en el cielo. Luego ven y sígueme. Al oír esto, el hombre se desanimó y se fue triste porque tenía muchas riquezas."

Este es un pasaje interesante, ¿verdad? Creo que el versículo 22 probablemente se podría leer así: “muchas posesiones le poseían”, y no le haríamos mucho daño al texto. Las posesiones le poseían y, como resultado, se alejó triste de esta conversación con Jesús.

Cuando Jesús se encontró con este individuo, Él fue directamente al corazón, lo que realmente controlaba su vida. El versículo 21 podría parafrasearse así: “Muy bien, ¿de verdad quieres que te lo diga? Esto es lo que te está estorbando”. Era la actitud que este individuo tenía hacia sus cosas.

Este hombre adoraba sus posesiones, sus riquezas y las cosas de esta vida más que a Jesús.

Amigo, ¿dónde se encuentra usted hoy? ¿Ha permitido que nuestro mundo le engañe y le haga creer que debería basar su vida en las cosas que ha acumulado? ¿O realmente ama más a Dios?

 

Please register for a free account to view this content

We hope you have enjoyed the 10 discipleship resources you have read in the last 30 days.
You have exceeded your 10 piece content limit.
Create a free account today to keep fueling your spiritual journey!

Already a member? Login to iDisciple

Related
La seducción de la avaricia
Bayless Conley
Puede que sea hoy
Bayless Conley
¿Para quién está viviendo?
Bayless Conley
Compromiso
Bayless Conley
El secreto de la provisión de Dios
Bayless Conley
Follow Us

Want to access more exclusive iDisciple content?

Upgrade to a Giving Membership today!

Already a member? Login to iDisciple