Protejamos a los niños

Description

Dios no toma a la ligera ni ignora la explotación o el abuso de los niños.

Mateo 18:1–6 es nuestra lectura de hoy:

"En ese momento los discípulos se acercaron a Jesús y le preguntaron: ―¿Quién es el más importante en el reino de los cielos? Él llamó a un niño y lo puso en medio de ellos. Entonces dijo: ―Les aseguro que a menos que ustedes cambien y se vuelvan como niños, no entrarán en el reino de los cielos. Por tanto, el que se humilla como este niño será el más grande en el reino de los cielos. Y el que recibe en mi nombre a un niño como este, me recibe a mí. Pero, si alguien hace pecar a uno de estos pequeños que creen en mí, más le valdría que le colgaran al cuello una gran piedra de molino y lo hundieran en lo profundo del mar."

Esta es una poderosa verdad que Dios desea que usted y yo comprendamos. Él toma muy en serio la protección y el cuidado de los niños.

Primero, es importante comprender que la palabra pecar en este versículo significa engañar. Significa usar un señuelo para atrapar a alguien. Jesús estaba hablando sobre alguien que intencionalmente persuade a un niño inocente a hacer algo malo.

Segundo, la piedra de molino a la que se refiere medía un promedio de un metro y medio de largo, y necesitaría la fuerza de un asno para darle vueltas. ¿Sí lo capta? Mejor es que esa piedra de molino sea atada al cuello de una persona y que se ahogue en las profundidades del mar que hacer que un niño tropiece.

Dios no toma a la ligera ni ignora la explotación o el abuso de los niños. Leemos en las Escrituras que algunos pecados acarrean un mayor juicio de parte del Todopoderoso. Hacer que los niños pequen es uno de los peores pecados. Nunca tome a la ligera la explotación y el abuso de los niños.

Please register for a free account to view this content

We hope you have enjoyed the 10 discipleship resources you have read in the last 30 days.
You have exceeded your 10 piece content limit.
Create a free account today to keep fueling your spiritual journey!

Already a member? Login to iDisciple

Related
El regalo de los hijos
Mark Jeske
Palabras desmedidas
Sixto Porras
¿En qué se convertirán nuestros hijos?
Sixto Porras
Mis Hijos Me Desafían
Sixto Porras
Viva su legado (Parte 6)
Vida en Familia Hoy
Follow Us

Want to access more exclusive iDisciple content?

Upgrade to a Giving Membership today!

Already a member? Login to iDisciple