;

Propagando el mensaje

Description

Nada interfiere más con nuestra capacidad para servir a Dios que nuestra necesidad de ganarnos la vida.

“A éstos Dios se propuso dar a conocer cuál es la gloriosa riqueza de este misterio entre las naciones, que es Cristo en ustedes, la esperanza de gloria. A este Cristo proclamamos, aconsejando y enseñando con toda sabiduría a todos los seres humanos, para presentarlos a todos perfectos en él” – Colosenses 1:27-28 (NVI)

Nada interfiere más con nuestra capacidad para servir a Dios que nuestra necesidad de ganarnos la vida. Si alguien que hubiera vivido hace 100 años estuviera viéndonos, estuviera impresionado al ver la mejora en nuestros estándares de vida y por la cantidad de tiempo de ocio que nuestra tecnología ha proporcionado.

En Estados Unidos, por ejemplo, pocas personas trabajan regularmente más de 50 horas en una semana; la mayoría trabajan 44 horas o menos. Además, ahora vivimos un promedio de 18 años más que hace 100 años.

Cuando todos estos factores se pesan junto con el hecho de que no todas las personas son cristianas, parece claro que deberíamos estar propagando el mensaje de Jesucristo mucho mejor que como actualmente lo hacemos.

La verdad es que la mayoría de las personas están demasiados ocupadas para servir a Dios. Nos hemos vuelto complacientes y cómodos en las bendiciones de Dios y hemos olvidado el primer mandamiento.

Mientras tanto, la inmoralidad y los cultos han crecido en proporciones alarmantes, porque sus defensores son más apasionados en su apoyo.

Como Dios pide obediencia en lugar de exigirla, debemos estar seguros de no ignorar las razones de nuestra existencia: glorificar a Dios y compartir el mensaje.

“Escuchad mi voz y yo seré vuestro Dios y vosotros seréis mi pueblo, y andaréis en todo camino que yo os envíe para que os vaya bien.”(Jeremías 7:23).

 

Lectura Bíblica Diaria:

Jueces 13-16

Related
La salvación anda en burro, digo, Ciro
Andrés Spyker
Luz en la oscuridad
Primeros15
Llevando la presencia de Cristo
Primeros15
Privilegiados de compartir la tarea
Cristo Para Todas Las Naciones
¡Id y haced discípulos!
Un Milagro Cada Día
Follow Us

Want to access more exclusive iDisciple content?

Upgrade to a Giving Membership today!

Already a member? Login to iDisciple