;

Principios sabios

Description

El valor de una mujer va mucho más allá de su apariencia externa y lo que a simple vista puede apreciarse.

“Fuerza y honor son su vestidura”, Proverbios 31:25ª

Cuántas cosas hacemos en pro de un gesto o una palabra de elogio y la aprobación de los demás. Como mujeres nos encanta y hasta podría decirse que necesitamos sentirnos bellas, admiradas y apreciadas.

Pero el valor de una mujer va mucho más allá de su apariencia externa y lo que a simple vista puede apreciarse. Su valor radica primeramente en quién es a los ojos de Dios y, segundo, por lo que representa para su familia y sociedad.

En Proverbios 31 nos encontramos con una mujer que bien puede ser tú o yo. De ella aprendemos las virtudes que realmente embellecen y revisten de valor a una mujer: 

  • Mantiene una relación personal y viva con Cristo.
  • Ama y honra su esposo animándolo y apoyando su liderazgo dentro y fuera del hogar.
  • Influye en las futuras generaciones a través de la buena crianza de sus hijos, proveyendo ciudadanos sanos, estables y con valores espirituales firmes.
  • Propicia un ambiente cálido y agradable para su familia y quienes están a su alrededor.
  • Administra celosamente su tiempo, hogar y recursos.
  • Habla con sabiduría recurriendo continuamente a la oración.
  • Demuestra el amor de Cristo extendiendo una mano amiga al necesitado.

¿A quién no fascinaría una persona así?

Y aunque no podemos negar que ésta mujer vestía exquisitamente (v. 22b), sin lugar a dudas su mejor atuendo y mayor atractivo eran como lo describen las virtudes anteriores, su “fuerza y honor”. Dice el verso 25: “Fuerza y honor son su vestidura”.  La fuerza de darle la preeminencia a Dios en su vida y su hogar, la fuerza de conducirse conforme a los patrones bíblicos, la fuerza de darle la prioridad a su familia y el honor de vivir irreprochablemente delante de Dios, su esposo, hijos y comunidad.

Oración: Padre, ayúdanos a ver lo que realmente embellece a una mujer. Nos proponemos vestirnos diariamente de fuerza y honor para aplicar estos principios, a fin de agradarte y levantar una familia saludable. Unge nuestros ojos con colirio y permítenos ver la urgencia. En el nombre de Jesús, amén.

Please register for a free account to view this content

We hope you have enjoyed the 10 discipleship resources you have read in the last 30 days.
You have exceeded your 10 piece content limit.
Create a free account today to keep fueling your spiritual journey!

Already a member? Login to iDisciple

Related
¡Detesto como soy!
Aviva Nuestros Corazones
Querida joven insegura
Aviva Nuestros Corazones
¿Cuál es el secreto de Victoria? (¡Ella no está diciendo toda la verdad!)
Aviva Nuestros Corazones
¿Tienes que demostrar que vales?
Pastor Rick Warren
¡Menos mal que Dios no es como yo...! (Parte 2)
Wendy Bello
Follow Us

Want to access more exclusive iDisciple content?

Upgrade to a Giving Membership today!

Already a member? Login to iDisciple