Preocupación por el trabajo

Description

Algunas personas, aunque estén en sus casas, nunca dejan su trabajo. ¿Es ese su caso?

En 2 Corintios 11:28, el apóstol Pablo dice algo muy interesante:

"Y, como si fuera poco, cada día pesa sobre mí la preocupación por todas las iglesias."       

Quizás se esté preguntando: “Bayless, ¿qué tiene que ver esto con mi vida?” Permítame mostrarle.

La palabra “preocupación” literalmente significa ansiedad. Y la frase “está sobre mí la presión” en el idioma original literalmente quiere decir, “conspira contra mí para derrocarme”.

El trabajo del apóstol Pablo era supervisar las iglesias que Dios le había utilizado para establecerlas, y en este versículo él está confesando: “Diariamente tengo que estar luchando con la preocupación sobre estas iglesias. ¿Cómo estarán? ¿Estarán siendo guiadas por falsos profetas? ¿Se estarán manteniendo leales a la sana doctrina?

Pablo estaba luchando con su preocupación sobre estas iglesias. Todos los días luchaba con eso, y tenía que derrocarlo.

Es muy fácil para nosotros preocuparnos por nuestro trabajo. Algunas personas, aunque estén en sus casas, nunca dejan su trabajo. Cargan con el peso las veinticuatro horas del día, los siete días de la semana.

Siempre se están preocupando por su trabajo, inclusive cuando están en casa con su familia. “¿Cómo están las cosas en el trabajo? Me pregunto qué estará sucediendo. ¿Cómo estará la competencia? ¿Y qué de las ventas? ¿Qué hay sobre mi seguridad laboral? ¿Qué sucederá mañana?”

Consecuentemente, cuando llegan a casa del trabajo, están cargando ese peso del trabajo con ellos, y le están robando a su familia. Su misma vida espiritual está siendo robada, muchas de las veces al punto de la ruina.

No le robe a su familia. No permita que se le robe su vida personal y espiritual por el hecho de cargar con el trabajo a donde quiera que vaya. En vez de eso, déjelo en las manos de Dios.

 

Please register for a free account to view this content

We hope you have enjoyed the 10 discipleship resources you have read in the last 30 days.
You have exceeded your 10 piece content limit.
Create a free account today to keep fueling your spiritual journey!

Already a member? Login to iDisciple

Related
El afán, el enemigo del amor
El Lugar de Su Presencia
Cómo calculas el costo antes de comprometerte
Pastor Rick Warren
Sin plazos forzosos
Andrés Spyker
La vida
Sixto Porras
Límites que conducen a la plenitud (Parte 1)
Sixto Porras
Follow Us

Want to access more exclusive iDisciple content?

Upgrade to a Giving Membership today!

Already a member? Login to iDisciple