Por qué y para quién

00:00

Description

Jesús es la razón y nuestra motivación para hacer lo que hacemos, sin importar lo que es.

Dichoso el hombre que no sigue el consejo de los malvados, ni se detiene en la senda de los pecadores ni cultiva la amistad de los blasfemos, sino que en la ley del Señor se deleita, y día y noche medita en ella.  Es como el árbol plantado a la orilla de un río que, cuando llega su tiempo, da fruto y sus hojas jamás se marchitan. ¡Todo cuanto hace prospera! En cambio, los malvados son como paja arrastrada por el viento. Por eso no se sostendrán los malvados en el juicio, ni los pecadores en la asamblea de los justos. Porque el Señor cuida el camino de los justos, más la senda de los malos lleva a la perdición.”  – Salmos 1 NVI

Después de escuchar el devocional, medita en los siguientes puntos:

Esta mañana me levanté pensando...

…en cuántas veces hemos perdido oportunidades que Dios tenía preparadas para nosotros, solo por una excusa que en algún momento consideramos oportuna.

1. A todo buen árbol siempre le llega el tiempo de dar fruto. A José le llegó su tiempo cuando se encontró frente a frente con el faraón y él le contó su sueño. La respuesta de José fue tan poderosa que a través de ella nos dimos cuenta del trabajo que Dios ya había hecho en su corazón.

2. José hizo a un lado su experiencia en adivinar sueños, se olvidó de su capacidad y dejó claro que no era él quien podía hacerlo. Cuando comprendemos esta realidad en nuestras vidas logramos dependencia absoluta del Señor, entendemos que él es quien tiene el poder para mantenernos en pie, que el propósito no tiene nada que ver con nosotros, sino con Jesús.

3. Tener un "por qué y un para quién lo hago" nos permite estar siempre enfocados en Jesús, él es la razón y nuestra motivación para hacer lo que hacemos.

4. José no se detuvo en su pasado para usar su don ni para ser usado por Dios. Su actitud fue disponerse para que Dios obrara a través de él. Dios quiere hacer lo mismo con nosotros, usarnos y traer estrategias del cielo para bendecir todo lugar en donde nos encontremos.

5. El tiempo de espera que Dios usa para prepararnos nos sirve para ir a su presencia y menguar a nuestra sabiduría humana para que el espíritu crezca.

 

Please register for a free account to view this content

We hope you have enjoyed the 10 discipleship resources you have read in the last 30 days.
You have exceeded your 10 piece content limit.
Create a free account today to keep fueling your spiritual journey!

Already a member? Login to iDisciple

Related
Cuando el plan de Dios no tiene sentido
Bayless Conley
A menos que estén de acuerdo
Bayless Conley
Un quizá es suficiente
Chris Mendez
El plan de Dios
Randy Morrison
Aprende a orar
Randy Morrison
Follow Us

Want to access more exclusive iDisciple content?

Upgrade to a Giving Membership today!

Already a member? Login to iDisciple