¿Por qué te quejas?

Description

Puede que el desanimo sea normal, pero se hace más grande y peligroso cuando le agregamos la queja.

“¿Por qué te abates, oh alma mía, y te turbas dentro de mí? Espera en Dios; porque aún he de alabarle, Salvación mía y Dios mío. Dios mío, mi alma está abatida en mí; me acordaré, por tanto, de ti desde la tierra del Jordán, y de los hermonitas, desde el monte de Mizar” (Salmo 42:5-6).

Si eres como yo, seguramente tenderás a preguntarle a menudo a Dios “¿por qué?”:

- ¿Por qué me pasa esto?

- ¿Por qué esta enfermedad?

- ¿Por qué este sufrimiento?

- ¿Por qué esta prueba?

- ¿Por qué esta soledad?

Creo que estas preguntas hechas a Dios con sinceridad son legítimas. Sufrimos muchas veces y queremos conocer el motivo.

Pero Dios, a menudo, no nos da todas las respuestas. Entonces, tendemos a interiorizar nuestras dudas y las transformamos muchas veces en desánimo y abatimiento.

David mismo se sentía en ocasiones desanimado. Cuando nuestra alma está abatida, este desánimo interior se exterioriza en forma de quejas y lamentaciones, tales como “No estoy feliz, mi vida no vale nada, ¿para qué vivir?”. Pero recuerda bien esto: el problema no desaparece por medio de la queja. Al contrario: se hace más grande cuando nos quejamos.

Aquí tienes un pasaje que espero que te anime tanto como a mí: “Sobre mi guarda estaré, y sobre la fortaleza afirmaré el pie, y velaré para ver lo que se me dirá, y qué he de responder tocante a mi queja. Y Jehová me respondió, y dijo: Escribe la visión, y declárala en tablas, para que corra el que leyere en ella. Aunque la visión tardará aún por un tiempo, mas se apresura hacia el fin, y no mentirá; aunque tardare, espéralo, porque sin duda vendrá, no tardará” (Habacuc 2:1-3).

Dios contesta a nuestra quejas de la misma manera que lo hizo con el profeta: ¡diciéndonos que sus promesas son ciertas! Las promesas de Dios sin ninguna duda se cumplirán; por lo tanto, ¿por qué te quejas? Como decía un escritor: “Dejo hoy de quejarme, porque sé que mi Dios tiene el control”.

Gracias por existir,
Eric Célérier

Please register for a free account to view this content

We hope you have enjoyed the 10 discipleship resources you have read in the last 30 days.
You have exceeded your 10 piece content limit.
Create a free account today to keep fueling your spiritual journey!

Already a member? Login to iDisciple

Related
Ganando la guerra en tu interior
Pastor Rick Warren
La Victoria Surge de la Adversidad (Parte 1)
Bayless Conley
Jesús amó a Lázaro aunque lo dejó morir
Itiel Arroyo
Sanado, transformado, liberado
Primeros15
Ten victoria sobre los pensamientos negativos
Un Milagro Cada Día
Follow Us

Want to access more exclusive iDisciple content?

Upgrade to a Giving Membership today!

Already a member? Login to iDisciple