¿Por qué permite Dios el mal?

Description

En este mensaje el Dr. Stanley contesta una de las preguntas más controvertidas en la historia.

Leer Génesis 2:15-17

Cuando los creyentes hablan de cómo y cuándo entró el mal en el mundo, la mayoría señala la tentación de la serpiente a Eva. Pero, en realidad, hay que remontarse al momento en que Dios plantó el árbol de la ciencia del bien y el mal. Al ofrecer a Adán y Eva la alternativa de elegir entre la obediencia y la rebeldía, Dios permitió que el mal entrara en su creación perfecta.

Ahora bien, usted probablemente se estará haciendo la pregunta que inquieta a muchos creyentes y no creyentes: ¿Por qué Dios permite el mal? Por años, se han dado algunas respuestas insatisfactorias; por ejemplo, que eso no le importa al Señor, o que Él es impotente para evitar el mal. Tales respuestas contradicen lo que Dios dice de sí mismo en las Sagradas Escrituras (Romanos 5:8; Salmo 47:8). La verdad es que nuestro amoroso Padre celestial tiene autoridad absoluta sobre este mundo.

Dios tuvo una razón para dejar que el mal entrara al mundo. El árbol del conocimiento era un campo de prueba. Adán y Eva tuvieron que elegir entre la rebeldía y el amor, el mal y el bien, la desobediencia y la obediencia. Puesto que el Señor deseaba el amor de los seres humanos que Él creó, tenía que ofrecer una alternativa, o bien prescindir de todo el proceso de la creación, o bien programar a la humanidad como robots que le dieran gloria y alabanzas.

El Señor nos asegura dos cosas en cuanto al mal. Primero, su propósito no es que pequemos (Santiago 1:13). Él desea que tengamos intencionalmente una vida santa para que el mal no encuentre lugar en nuestros corazones. Segundo, cuando seamos tocados por el mal, Él usará la situación para nuestro bien (Romanos 8:28).

Please register for a free account to view this content

We hope you have enjoyed the 10 discipleship resources you have read in the last 30 days.
You have exceeded your 10 piece content limit.
Create a free account today to keep fueling your spiritual journey!

Already a member? Login to iDisciple

Related
Cinco cosas que no llevarás al Cielo
Pastor Rick Warren
De la aflicción al contentamiento
Aviva Nuestros Corazones
Si Dios es bueno... ¿por qué permitió que eso me pasara?
Aviva Nuestros Corazones
¿Cuán grande es tu dios?
Wendy Bello
Dios Fuerte, Padre Eterno
Larissa Sosa-VanHorn
Follow Us

Want to access more exclusive iDisciple content?

Upgrade to a Giving Membership today!

Already a member? Login to iDisciple