;

Por qué cedemos ante el pecado sexual

Description

El pecado sexual es un síntoma y no la enfermedad.

"Hazme oír gozo y alegría; que se regocijen los huesos que has quebrantado... Restitúyeme el gozo de tu salvación, y sostenme con un espíritu de poder." – Salmos 51:8, 12

¿Por qué el salmista no está rogando por continencia sexual? ¿Por qué David no está pidiendo por un grupo de hombres que lo ayuden a no pecar? ¿Por qué no está pidiendo ojos protegidos y una mente libre de pensamientos sexuales? En este salmo de confesión y arrepentimiento después de básicamente violar a Betsabé, uno esperaría que David pidiera algo así.

La razón por la que no lo hace es porque sabe que el pecado sexual es un síntoma y no la enfermedad.

Las personas ceden ante el pecado sexual porque no tienen la plenitud del gozo y la alegría que hay en Cristo. Su espíritu no es consistente, ni está firme, ni establecidos, sino que flaquea. La tentación se les presenta y ceden porque Dios no ocupa el lugar que debería ocupar en sus emociones y pensamientos.

David sabía esto acerca de sí mismo y es verdad acerca de nosotros también. David nos muestra, por la manera en que ora, cuál es la verdadera necesidad de aquellos que caen en pecado sexual: gozo en Dios.

Esto es sabiduría profunda para nosotros.

Devotional excerpted from “A Broken and Contrite Heart God Will Not Despise”

Please register for a free account to view this content

We hope you have enjoyed the 10 discipleship resources you have read in the last 30 days.
You have exceeded your 10 piece content limit.
Create a free account today to keep fueling your spiritual journey!

Already a member? Login to iDisciple

Related
Batallando con tus fantasías románticas
Aviva Nuestros Corazones
La obediencia en la vida del creyente
Dr. Charles Stanley
Así lo veo yo (Parte 1): No es ciencia ficción
Alejandro Mendoza
Así lo veo yo (Parte 2): De un rey a otro
Alejandro Mendoza
Lo que te hace feliz (Parte 5): Placer
Alejandro Mendoza
Follow Us

Want to access more exclusive iDisciple content?

Upgrade to a Giving Membership today!

Already a member? Login to iDisciple